Comandantes estadounidenses negocian con insurgentes iraquíes acuerdos de alto el fuego

Actualizado 01/06/2007 0:12:34 CET

WASHINGTON, 31 May. (EUROPA PRESS) -

Comandantes estadounidenses están intentando negociar, a partir de conversaciones, con insurgentes iraquíes la firma de acuerdos de alto el fuego para intentar poner fin a la violencia en Irak, según informó hoy el comandante 'número dos' al frente de las tropas norteamericanas en Irak, el general Raymond Odierno.

"Estamos hablando sobre acuerdos de alto el fuego y quizá firmar algunos que digan que (los milicianos) no van a llevar a cabo operaciones contra el Gobierno de Irak o contra las fuerzas de la coalición", explicó al Pentágono el general por videoconferencia desde Bagdad.

Según explicó el general, todos los comandantes han sido ordenados promover canales de diálogo, tanto con milicianos insurgentes, como con jefes tribales y religiosos en la provincia suní de Al Anbar --especialmente con aquellos que se han sumado a la lucha contra Al Qaeda en Irak-- e incluso criminales ordinarios, para intentar buscar una salida negociada a la guerra en Irak. "Acabamos de comenzar (el diálogo), así que tenemos mucho por hacer", reconoció Odierno, aunque explicó que las fuerzas militares ya se han "reestructurado para trabajar en esta cuestión".

Respecto a los ataques registrados en Al Anbar, explicó que si en mayo de 2006 se contabilizaron 811 ataques, en mayo de 2007 se redujeron prácticamente a la mitad, con pocos más de 400 registrados en este mes. Asimismo, Odierno cifró en más de 12.000 los ciudadanos iraquíes que se han presentado como voluntarios desde el comienzo del año para alistarse a las fuerzas de seguridad en Al Anbar, frente al escaso millar que lo hizo en 2006.

En este sentido, incidió en que alrededor del 80 por ciento de los iraquíes, a su juicio, incluidos insurgentes suníes y milicianos chiíes, podrán incorporarse al proceso de reconciliación nacional, aunque insistió en que la mayor parte de los operarios de Al Qaeda se quedarán fuera de este proceso. "Siempre habrá personas que no se puedan reconciliar y el Gobierno iraquí, con nuestro apoyo, tendrá que seguir llevando a cabo operaciones contra estas fuerzas", insistió.

"El primer ministro (Nuri al) Maliki y el Gobierno de Irak tendrán que continuar abriéndose a todos estos grupos para incorporarles en el proceso político afín de que puedan negociar sus diferencias de forma pacífica", agregó Odierno.

Por otra parte, incidió en la posibilidad de no poder cumplir la fecha límite marcada para septiembre para explicar en el Congreso los progresos alcanzados tras el refuerzo de tropas adicionales en Irak que impulsó el presidente, George W. Bush, y muy especialmente la operación destinada a apaciguar Bagdad, y matizó que aunque su evaluación no esté completa para septiembre "proporcionará su evaluación" entonces.

Dado que algunos de los refuerzos han llegado esta semana y no estarán desplegados en sus puestos asignados hasta dentro de un par de semanas, hasta agosto, dijo, no podrá emitir un "análisis inicial", aventurando que necesitará "más tiempo" para hacerlo.

 

Lo más leído

  1. 1

    China eleva a 56 los muertos por el nuevo coronavirus y a 1.975 los afectados

  2. 2

    Francia confirma dos casos del nuevo coronavirus chino, el primero registrado en Europa

  3. 3

    La derecha chilena critican la presencia de Baltasar Garzón en las protestas y pide su expulsión

  4. 4

    Al menos seis muertos y varios heridos por un tiroteo en el sur de Alemania

  5. 5

    Al menos 29 muertos por el terremoto de Turquía, según el último balance

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista