Los combates han cesado en Saná, donde han llegado ya vuelos de la ONU y el CICR

Un niño junto a coches destruidos en los combates en Saná
REUTERS / KHALED ABDULLAH
Actualizado 05/12/2017 13:25:04 CET

Los enfrentamientos entre los huthis y las fuerzas de Salén han dejado 234 muertos

GINEBRA, 5 Dic. (Reuters/EP) -

La capital de Yemen, Saná, ha recuperado la calma este martes tras cerca de una semana de enfrentamientos que culminaron con la muerte del expresidente Alí Abdulá Salé, y aviones de la ONU y del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) han podido aterrizar en el aeropuerto.

Según ha informado el coordinador humanitario de la ONU en Yemen, Jamie McGoldrick, los enfrentamientos en las calles de la capital han cesado pese a los 25 bombardeos aéreos que se registraron durante la noche.

"La gente está comenzando ahora a salir de sus casas tras cinco días encerrados básicamente como prisioneros", ha contado McGoldrick en un briefing en Ginebra hablando por teléfono desde Saná.

"Ahora están buscando seguridad, trasladando a sus familias en caso en que las cosas vuelvan a estallar de nuevo y al mismo tiempo buscando tratamiento e intentando apaciguar a los aterrorizados niños que han soportado cinco días de incesantes tiroteos, disparos de artillería y bombardeos aéreos", ha añadido.

Según ha precisado, los bombardeos aéreos llevados a cabo durante la noche han alcanzado edificios gubernamentales, palacios y puentes y la gente se está preparando ahora por si se producen más combates o bombardeos aéreos. Se trata, ha dicho, de "momentos muy inciertos".

"Sabemos que la coalición liderada por Arabia Saudí ha enviado algunos mensajes a la gente en Saná de que se mantengan alejada de las instalaciones huthis por temor a bombardeos aéreos, así que estamos intentando de esperar y ver cuándo las cosas se vuelven un poco más claras y podemos movernos con mayor libertad", ha añadido.

Por otra parte, McGoldrick ha dicho no tener detalles sobre el funeral de Salé, que se espera sea enterrado este mismo martes en Saná, y desconocer si este coincidirá o chocará con un acto previsto por los huthis para celebrar su muerte.

Según ha indicado, hay una información de que habrá una ceremonia en torno a la mezquita principal, por lo que el personal de la misión de la ONU debería evitar esta zona debido al tráfico.

234 MUERTOS

De acuerdo con el último balance ofrecido este martes por el director para Oriente Próximo del CICR, Robert Mardini, los enfrentamientos entre los huthis y los partidarios de Salé en Saná han dejado 234 muertos y unos 400 heridos, 383 de ellos de gravedad.

"Las instalaciones apoyadas por el CICR han recibido cerca del 70 por ciento de todas las víctimas", ha precisado, añadiendo que los equipos del CICR "están haciendo todo lo que pueden para abastecer con medicinas, material quirúrgico y combustible a los hospitales".

En este sentido, el 'número dos' del CICR en Yemen, Carlos Morazzini, "tras los intensos enfrentamientos armados en Saná", el organismo "está preparando su asistencia para los afectados: agua, suministros médicos y combustible para los hospitales".