Publicado 27/06/2021 12:42CET

Comienza una investigación sobre la filtración que desembocó en la dimisión del ministro de Salud británico

El exministro de Salud británico Matt Hancock
El exministro de Salud británico Matt Hancock - Uk Parliament/Jessica Taylor/PA / DPA

LONDRES, 27 Jun. (DPA/EP) -

El Gobierno británico ha comenzado una investigación interna para esclarecer la filtración de las imágenes en las que el dimitido ministro de Salud británico Matt Hancock aparecía manteniendo una relación extramatrimonial con una ayudante y en contra de las restricciones sanitarias sobre la pandemia de coronavirus.

Las imágenes fueron recogidas por una cámara de seguridad y publicadas por el diario sensacionalista 'The Sun', en el inicio de un escándalo que ha acabado con la dimisión este pasado sábado del ministro de Salud, uno de los rostros más conocidos del Gobierno británico en la lucha contra la pandemia, y que había llegado a recibir el respaldo del primer ministro, Boris Johnson, en esta crisis personal que atravesaba.

'The Sun' reveló el jueves por la noche que Hancock ha engañado a su mujer con Gina Coladangelo, de 43 años y también casada. Ella, una lobista millonaria, fue contratada por el mismo Hancock como su ayudante en 2020. Fueron descubiertos por una cámara de seguridad mientras se besaban en su oficina de Whitehall.

La investigación quedará en manos del Departamento de Sanidad y Cuidados Sociales, que no solo deberá determinar el recorrido de la filtración, sino conocer también por qué había una cámara de seguridad cuya existencia desconocía el propio Hancock.

"Tenemos que llegar al fondo de todo esto", ha declarado el ministro para Irlanda del Norte, Brandon Lewis, en comentarios a Sky News. "Va aa ser necesaria una investigación interna", ha añadido.

El exministro de Sanidad y presidente del Comité de Sanidad de la Cámara de los Comunes, Jeremy Hunt, indicó después a la cadena BBC que le parecía completamente inaceptable que los ministros fueron grabados dentro de su oficina sin su conocimiento. "Nuestras agencias de inteligencia van a tener que estudiar esta cuestión con mucho, mucho cuidado", ha asegurado.

Contador

Para leer más