La Comunidad de Desarrollo de África Austral acuerda desplegar tropas en RDC

Archivo - Soldados en Masisi, en la provincia de Kivu del Norte, en el este de la República Democrática del Congo (RDC)
Archivo - Soldados en Masisi, en la provincia de Kivu del Norte, en el este de la República Democrática del Congo (RDC) - ALAIN UAYKANI / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO
Publicado: lunes, 8 mayo 2023 18:45

MADRID, 8 May. (EUROPA PRESS) -

La Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC) ha acordado, tras una cumbre celebrada Windhoek, la capital de Namibia, el despliegue de tropas como parte de la "respuesta regional en apoyo" a República Democrática del Congo en el marco de los combates entre el Ejército congoñelo y el rebelde Movimiento 23 de Marzo (M23) en el este del país.

"Los participantes de la cumbre reiteraron el apoyo inquebrantable de la SADC a la lucha contra los grupos armados en el este de la RDC para allanar el camino hacia una paz, seguridad y prosperidad sostenibles para la población de RDC y la región de la SADC en su conjunto", ha indicado en un comunicado.

El encuentro, al que ha asistido el presidente congoleño, Félix Tshisekedi, así como el namibio Hage Geingob, y la tanzanesa, Samia Suluhu Hassan, también ha servido para reiterar "el inmediato cese de las hostilidades por parte de todos los grupos y la retirada incondicional de las áreas ocupadas".

Pese a que los países no han concretado cuándo se desplegarán las tropas, han acordado tener un enfoque "más coordinado" dados los múltiples despliegues bajo los distintos acuerdos multilaterales y bilaterales en el marco de los combates en el este del país.

El M23 es un grupo rebelde formado principalmente por tutsis congoleños y que opera principalmente en la provincia de Kivu Norte. Tras un conflicto entre 2012 y 2013, RDC y el grupo firmaron en diciembre un acuerdo de paz. En dichos combates, el Ejército de RDC contó con apoyo de tropas de Naciones Unidas.

El grupo lanzó una nueva ofensiva en octubre de 2022, recrudecida a partir de noviembre, lo que ha provocado una crisis diplomática entre RDC y Ruanda por su papel en el conflicto. Kigali acusa a Kinshasa de apoyar a las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR), un grupo armado rebelde fundado e integrado principalmente por hutus responsables del genocidio de 1994 en Ruanda y ha denunciado discriminación y actos de odio contra la minoría tutsi en el país vecino.