Publicado 23/11/2020 20:15CET

Condenado a cadena perpetua un antiguo líder rebelde de RDC por violaciones en masa y crímenes contra la Humanidad

El presidente de República Democrática del Congo, Félix Tshisekedi
El presidente de República Democrática del Congo, Félix Tshisekedi - 2019 GETTY IMAGES / MICHELE TANTUSSI - Archivo

MADRID, 23 Nov. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de República Democrática del Congo (RDC) ha condenado este lunes al antiguo líder rebelde Ntabo Ntaberi Sheka a cadena perpetua por violaciones en masa y crímenes contra la Humanidad, tras un proceso de dos años que arrancó después de que se entregara en 2017 a la misión de Naciones Unidas en el país africano (MONUSCO).

Ntaberi Sheka se entregó en julio de 2017 en la localidad de Mutongo, ubicada en la provincia de Kivu Norte, tras seis años huido a las autoridades por las acusaciones de él por crímenes contra la Humanidad cuando encabezaba el grupo armado Defensa Nduma de Congo, también conocido como Mai Mai Sheka.

Según la ONU, las fuerzas de Sheka y otras dos organizaciones armadas violaron al menos a 387 civiles entre el 30 de julio y el 2 de agosto de 2010 para castigarlos por su supuesta colaboración con el Gobierno central. Además del grupo de Ntaberi Sheka, en los actos participaron miembros de las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR) y de un grupo bajo órdenes de Emmanuel Nsegiyumva.

El ministro de Derechos Humanos congoleño, André Lite Asebea, ha destacado que el fallo "es un mensaje fuerte y una advertencia grave para los autores de crímenes internacionales que infectan a la parte oriental de RDC", según ha informado el portal congoleño de noticias Actualité.

"No habrá nada que detenga la determinación de la justicia militar para hacer que los autores de todos los crímenes de esta naturaleza rindan cuentas, según la legislación sobre la materia", ha manifestado

En este sentido, la representante especial de Naciones Unidas para RDC, Leila Zerrougui, ha incidido en que "el veredicto es fuente de una inmensa esperanza para las numerosas víctimas de los conflictos en RDC". "Sus sufrimientos han sido entendidos y reconocidos, la impunidad no es inevitable", ha agregado.

Asimismo, ha puntualizado que "supone además una muestra de la determinación de las autoridades congoleñas de mantener, con apoyo de la ONU, el combate judicial contra todos los criminales de guerra en RDC, pasados y presentes", antes de añadido que "la lucha contra la impunidad es un combate a largo plazo".

"Se han logrado progresos importantes por parte de la justicia militar congoleña y debemos seguir apoyando estos esfuerzos de forma decidida para enviar una señal fuerte a todos los que siguen cometiendo crímenes graves contra la población", ha remachado la también jefa de la MONUSCO.

En el este de RDC, en particular en las provincias de Kivu Norte, Kivu Sur e Ituri, operan decenas de grupos armados, que siembran el terror entre la población y que han provocado cientos de miles de desplazados. Entre ellos figuran las Fuerzas Democráticas Aliadas (ADF) y la rama de Estado Islámico, Estado Islámico en África Central (ISCA).