Publicado 09/03/2021 11:17CET

Condenado a diez años de cárcel por corrupción en Túnez un cuñado del expresidente Ben Alí

MADRID, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un tribunal de Túnez ha condenado este martes al empresario Belhasén Trabelsi, cuñado del fallecido expresidente Zine el Abidine ben Alí, en el marco de un caso por corrupción en el que también ha sido sentenciado el dueño de una cadena de televisión del país.

Trabelsi ha sido sentenciado en rebeldía a una pena de diez años de cárcel, mientras que el dueño de El Hiuar Ettounsi, Sami Fehri, ha recibido una condena de ocho años de cárcel, Ambos deberán pagar además una multa de 40 millones de dinares tunecinos (cerca de 12,3 millones de euros).

Ambos han sido condenados en el marco de un caso abierto por la firma irregular de contratos de publicidad firmados por la cadena de televisión pública y la productora Cactus, en el que también han sido absueltas seis personas, según ha recogido la emisora tunecina Mosaique FM.

Trabelsi huyó tras la salida del poder de Ben Alí en 2011 a Italia y después a Canadá, donde permaneció hasta 2016, cuando se le perdió la pista. Sin embargo, fue detenido en 2019 en Francia, que ha rechazado la posibilidad de extraditarle al país africano.

Tanto Ben Alí como varios miembros de su familia, incluida su esposa, Leila Trabelsi, han sido condenados por diversos cargos por corrupción. En el juicio más sonado de todos, el exmandatario fue sentenciado a cadena perpetua por complicidad en el asesinato de manifestantes durante el levantamiento contra su régimen, que se saldó con la muerte de más de 300 personas.

Asimismo, tanto él como su esposa fueron condenados a 35 años de cárcel y el pago de 91 millones de dinares tunecinos (unos 45,5 millones de euros) por malversación de fondos públicos; a 15 años por posesión de armas, estupefacientes y objetos históricos; y a seis años por corrupción y fraudes inmobiliarios.

Para leer más