Publicado 18/06/2021 11:14CET

El Congreso de Colombia aprueba el proyecto de ley para reducir la jornada laboral a 42 horas semanales

Archivo - Congreso de Colombia durante homenaje en el Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas.
Archivo - Congreso de Colombia durante homenaje en el Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas. - TWITTER - Archivo

MADRID, 18 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Congreso de Colombia ha aprobado el proyecto de ley que incluye la reducción de la jornada laboral desde las 48 horas vigentes a 42 horas semanales, una iniciativa que ha sido criticada por empresarios y miembros del Gobierno.

Así, el texto presentado por el Centro Democrático y que busca reducir la jornada laboral a ocho horas diarias ha salido adelante en el pleno de la Cámara de Representantes. La reducción se llevará a cabo de forma progresiva y comenzará dentro de dos años.

Para llegar a las 42 horas previstas se trabajará durante cuatro años. En caso de que el proyecto reciba el visto bueno del Ejecutivo, se alcanzará el límite previsto para 2027, según informaciones del diario 'El Espectador'.

Este descenso en las horas laborales no implica, según los impulsores de la medida, una baja en los salarios de los trabajadores. La Asociación Nacional de Empresarios (Andi) ha señalado que las cuentas "no le cuadran" dado que bajar el límite de horas "no reduce el tiempo que tardan en desarrollarse los procesos productivos de la empresa".

En este sentido, han alertado de que las horas que no trabaje un empleado las tendrá que asumir otro trabajador, por lo que aumentará los costes de la empresa. Para otros críticos, esta reducción de la jornada podría implicar un aumento del empleo informal y formas poco ortodoxas de contratación para cubrir el tiempo restante.

Según datos del Departamento Nacional de Planeación, la productividad laboral, medida como el PIB por trabajador, creció a una tasa anual del 1,8 por ciento entre 2002 y 2017. Además, para 2018 tuvo uno de los aumentos más altos de los últimos años: un 1,67 por ciento.

Para leer más