El Consejo Noruego para los Refugiados denuncia un patrón de ataques de la coalición saudí a civiles en Yemen

Niños desplazados en Yemen
REUTERS / KHALED ABDULLAH
Publicado 14/10/2018 15:13:31CET

MADRID, 14 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Consejo Noruego para los Refugiados ha denunciado este domingo que los ataques contra civiles en Yemen efectuados por la coalición liderada por Arabia Saudí se están convirtiendo en la norma de la guerra en el país, uno de los más pobres del mundo.

"El Consejo Noruego para los Refugiados está horrorizado por los informes de más ataques de la coalición liderada por Arabia Saudí contra civiles yemeníes", ha declarado el director para el país de la organización, Mohamed Abdi, en referencia a la muerte de al menos una decena de personas en un ataque aéreo de la coalición sobre la provincia de Hodeida.

"Es un patrón inaceptable de ataques contra mujeres, hombres y niños civiles a manos de quienes profesan preocupación por los intereses y el bienestar de los yemeníes. Los ataques que matan y mutilan a los civiles ya no son una anomalía en la guerra de Yemen", lamenta el grupo.

El CNR enumera ataques de los que se ha responsabilizado a la coalición saudí como el llevado a cabo a principios de agosto en un hospital y un mercado, en el que murieron decenas de personas; el bombardeo de un autobús escolar que dejó 50 muertos, otro bombardeo en Hodeida que dejó al menos 25 muertos o el ataque a un campo de refugiados que dejó al menos 15 heridos.

"El tamborileo de asaltos a hombres, mujeres y niñosse ha vuelto terriblemente rutinario. Ya no estamos impactados por las atrocidades de este tipo, pero estamos asombrados por el hecho de que se les permita continuar con el pleno conocimiento de las potencias occidentales que financian y fomentan esta guerra", añade la organización.

"Nuevamente, hacemos un llamamiento a las partes en el conflicto para que cesen inmediatamente los ataques contra civiles, e instamos a los países que los apoyan a que reconsideren su contribución a una guerra que tiene a un país de rodillas. Hace mucho tiempo que ya es hora de una resolución política que ponga fin a esta guerra", concluye la ONG.