Actualizado 20/10/2006 03:21

Corea.- La ONU informa de que Corea del Norte interna a los discapacitados en campos con "condiciones infrahumanas"

NUEVA YORK, 20 Oct. (EP/AP) -

El Gobierno norcoreano podría estar internando a minusválidos en campamentos especiales lejos de la capital, Pyongyang, donde son clasificados según su discapacidad y vejados en "condiciones infrahumanas", según un informe del relator especial de la ONU para la situación de los Derechos Humanos en la República Democrática Popular de Corea, Vitit Muntarbhorn.

Muntarbhorn cita los testimonios de varios disidentes norcoreanos que aseguran que los disminuidos psíquicos son enviados a campamentos denominados con frecuencia "Sala 49", mientras que aquellas personas que padecen enfermedades físicas como el enanismo tienen prohibido tener hijos. "Hasta la fecha la situación que tienen que afrontar los discapacitados es muy desconcertante", indica el informe.

Según este texto, los abusos de los Derechos Humanos están desenfrenados en Corea del Norte e incluso se han registrado casos de tortura, rechazos de peticiones de ayuda alimentaria y severos castigos contra aquellos que intentan huir del país.

Muntarbhorn ha escrito en repetidas ocasiones al Gobierno norcoreano para trasladarle sus preocupaciones y solicitar autorización para entrar en el país, pero Pyongyang no reconoce su autoridad, por lo que rechaza ponerse en contacto con él y también visitar el país.

El año pasado otro informe del Instituto para la Unificación Nacional surcoreano llamó la atención sobre la situación de los discapacitados y sobre la creación de campos de internamiento para ellos, pero éste no obtuvo apenas repercusión internacional. Según este informe, "las autoridades de Corea del Norte practican una discriminación despiadada contra los discapacitados".

El informe de Muntarbhorn también recoge otras violaciones de los derechos de mujeres, ancianos y niños. Las mujeres que se quedan embarazadas de padres no norcoreanos que abandonan el país son luego discriminadas e incluso sufren ataques violentos, con un "impacto extremo sobre los bebés o niños fruto de la relación".

Los familiares de personas que son vistos con opositores al régimen suelen ser castigados. Además, es ilegal escuchar emisoras de radio extranjeras o poseer un ordenador sin permiso.

Muntarbhorn, un especialista tailandés en legislación sobre Derechos Humanos, realizó estas mismas afirmaciones ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU hace un mes.

Afirmó entonces que había visto "informes de un amplio número de centros de internamiento y prisiones en pésimas condiciones donde se practica la tortura, el trato inhumano y degradante, a pesar de que existen leyes que lo prohíben en el propio país".