Actualizado 17/10/2021 21:08 CET

Seúl y Pekín lamentan la ofrenda del primer ministro japonés al polémico santuario de guerra de Yasukuni

Archivo - Banderas imperiales japonjesas en el santuario de Yasukuni
Archivo - Banderas imperiales japonjesas en el santuario de Yasukuni - Rodrigo Reyes Marin/ZUMA Wire/dp / DPA - Archivo

MADRID, 17 Oct. (EUROPA PRESS) -

Corea del Sur y China han manifestado este domingo su malestar por el envío de ofrendas del primer ministro japonés, Fumio Kishida, al santuario de guerra de Yasukuni, que alberga a criminales de la Segunda Guerra Mundial.

En un comunicado, el Ministerio de Exteriores surcoreano ha manifestado su "profundo pesar" por el gesto, que pone de manifiesto los desafíos que quedan para mejorar las relaciones bilaterales, dos días después de que los líderes de ambos países acordaran el fortalecimiento de la cooperación.

Por su parte, la agencia de noticias oficial china, Xinhua, ha informado de que Pekín ha emplazado al Gobierno nipón a "afrontar su historia de agresiones, abrir una profunda reflexión y distanciarse del militarismo para volver a ganarse la confianza de sus vecinos" y de la comunidad internacional.

Es la primera vez que Kishida envía una ofrenda al santuario, que es visto como un símbolo del pasado militarista del país, desde que tomó posesión a principios de este mes. Aunque Kishida no visitó el lugar en persona, su predecesor inmediato, Yoshihide Suga, se presentó en el santuario horas antes.

"El Gobierno surcoreano expresa una profunda decepción y lamenta el hecho de que los líderes japoneses volvieron a enviar ofrendas o repetir sus visitas al santuario Yasukuni", añade la nota, recogida por la agencia oficial de noticias surcoreana Yonhap.

El Ministerio pide a los líderes japoneses que se enfrenten la historia "honestamente" y muestren con acciones su "humilde introspección y genuina autorreflexión" sobre su pasado militarista.

Para leer más