Crisis en Ucrania: de dónde viene el conflicto y qué está pasando

Actualizado 11/02/2015 10:36:13 CET
Convois militares en Ucrania, Donetsk
Foto: REUTERS
     

MADRID, 11 Feb. (EDIZIONES) -

Despliegues militares, conversaciones entre Rusia, Ucrania, la Unión Europea y Estados Unidos... ¿qué está pasando en Ucrania? ¿De dónde viene la crisis que vive el este del país, justo en la frontera con la vecina Rusia?

EL ORIGEN DEL CONFICTO EN UCRANIA

Para comprender lo que está ocurriendo en el este de Europa es necesario detenerse en sus orígenes. El conflicto de Ucrania comenzó en noviembre de 2013, cuando el entonces presidente del país, Viktor Yanukovih, decidió no firmar un acuerdo de asociación con la Unión Europea.

Esto provocó que miles de ucranianos 'proeuropeos' salieran a las calles de la capital, Kiev, y zonas occidentales del país para pedir a Yanukovih que siguiera adelante con el acuerdo. Finalmente el  22 de febrero el Parlamento decidió la destitución del presidente, pero las protestas ya habían reavivado una situación vivida por Ucrania desde el fin de la Unión Soviética: las importantes diferencias entre el este y el oeste del país.

Ucrania

Mientras que el oeste de Ucrania se ha mostrado a lo largo de los años mucho más 'europeísta' y la gran mayoría de la población habla el ucraniano, en el este hablan ruso y la mayoría de los habitantes se sienten rusos.

Crimea fue el lugar del primer gran conflicto en el este de Ucrania. De hecho, las protestas en esta península acabaron con la anexión de Crimea y Sebástopol a Rusia en marzo de 2014.

Ucrania, crimeaq

Las protestas de 'pro-rusos' ucranianos continuaron en el este del país, esta vez en las regiones de Donetsk y Lugansk, donde en abril se ocuparon los edificios del gobierno de Kiev. El conflicto continúa abierto y se recrudece por momentos, con miles de muertos entre la población civil, según ha denunciado la ONU.

A principios de mayo de 2014 los separatistas declararon la independencia de ambas regiones, pero ni Kiev ni Occidente lo reconocieron. Aún así, no hubo urnas en Donestk para las elecciones ucranianas que tuvieron lugar el 25 de mayo. Petro Poroshenko fue el ganador de estos comicios, convirtiéndose en el actual presidente ucraniano.

En julio y septiembre de este año se dieron algunos intentos de alto el fuego, pero se fueron rompiendo y la situación se recrudeció, lo que llevó a la OTAN a incrementar las medidas puestas en marcha en marzo a raíz de la crisis.

Ucrania

En noviembre de 2014 Poroshenko se planteó un cambio de estrategia en ambas regiones después de las elecciones que se celebraron en las autoproclamadas repúblicas populares de Donestk y Lugansk. En enero de 2015 los enfrentamientos entre el Ejército ucraniano y los separatistas se intensificaron en ambas zonas y llevaron al presidente ucraniano a pedir a la OTAN que entregara armas al país.

Los problemas están afectando de manera importante a las relaciones entre Rusia y Ucrania, pues el presidente ucraniano está acusando a su homólogo ruso, Vladimir Putin, de enviar ayuda militar a los separatistas. El día 7 de febrero mostró en rueda de prensa pasaportes rusos como prueba de la presencia militar rusa en Lugansk y Donetsk.

La guerra, junto a años de corrupción endémica, han provocado casi la bancarrota de Ucrania, cuya moneda se derrumbó la semana pasada. Ucrania está negociando un paquete de rescate con el Fondo Monetario Internacional, cuyo tamaño podría ser ampliado hasta los 40.000 millones de dólares.

CUÁL ES LA SITUACIÓN EN LA ACTUALIDAD

La escalada de violencia continúa creciendo en torno a Debaltseve, lo que está preocupando especialmente a la Unión Europea y Estados Unidos. Por ello, la diplomacia internacional está actuando para tratar de solucionar pacíficamente el conflicto que ha acabado con la vida de más de 5.000 personas.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande, se reunieron la semana pasada por separado con Poroshenko y Putin para tratar de llegar a un acuerdo. Asimismo, este miércoles está prevista una reunión entre los cuatro en Minsk, capital de Bielorrusia, para lograr el cese de las hostilidades.

Ucrania 

La cita tiene lugar tan sólo un día después de que Rusia haya desplegado 2.000 militares en unas maniobras en el Distrito Militar Sur del país y unos 600 efectivos en la península de Crimea, y de que Ucrania haya lanzado una ofensiva contra las posiciones de los separatistas en la localidad de Mariupol, también en el suroeste.

Varios cohetes han matado este martes a más de una decena de civiles y soldados, lo que ha reducido las esperandas de lograr un acuerdo en las conversaciones de paz de este miércoles. De hecho, Kiev ha denunciado este mismo miércoles la muerte de al menos 19 militares ucranianos en ataques de los milicianos separatistas prorrusos.

Ucrania, Cohete

Precisamente por la reunión, el lunes los ministros de Exteriores de la Unión Europea acordaron aplazar una semana la entrada en vigor de nuevas sanciones contra 19 personas y nueve entidades relacionadas con el conflicto en el este de Ucrania.

Mientras tanto, la OTAN ha planteado que se utilicen "todas las herramientas" en el conflicto, algo a lo que se ha opuesto en varias ocasiones Merkel, quien ha advertido del riesgo de armar a Ucrania: "las armas no van a conseguir progreso alguno", ha asegurado.

En el lado opuesto se encuentra el presidente estadounidense, Barack Obama, quien ha indicado que pese a que aún no ha decidido si enviarán armas letales a Ucrania, de hacerlo se asegurará de que "no caigan en manos equivocadas".

Para leer más