Actualizado 21/05/2007 21:09 CET

Crónica O.Próximo.- Los ataques israelíes dejan cinco nuevos muertos, mientras Israel y Hamás intercambian amenazas

Un ministro israelí dice que Meshal no es "inmune" a los ataques hebreos, mientras Haniyeh llama a mantener la resistencia

JERUSALEN, 21 May. (EUROPA PRESS) -

Al menos cinco palestinos murieron hoy, cuatro de ellos miembros de la Yihad Islámica, en los bombardeos que llevó a cabo el Ejército israelí en la Franja de Gaza en el marco de la nueva operación de seguridad para acabar con los disparos de cohetes por parte de milicianos palestinos contra su territorio, que sin embargo continuaron. Además, el Gobierno israelí amenazó a todos los dirigentes de Hamás, que por su parte prometió seguir con la lucha.

Cuatro miembros de la Yihad Islámica murieron este mediodía en un ataque aéreo selectivo del Ejército israelí contra el vehículo en el que viajaban en el campo de refugiados de Jebaliya, en el norte de la franja de Gaza. En respuesta, el grupo radical amenazó con atacar a dirigentes israelíes.

"El ataque sionista no cesará los disparos de cohetes contra localidades sionistas", señaló el portavoz de la Yihad Islámica, Abu Ahmed, asegurando que "los líderes del enemigo sionista pagarán un precio" por lo ocurrido hoy.

Además, al menos una persona ha muerto en el ataque llevado a cabo esta mañana por la aviación israelí contra una presunta fábrica de cohetes, si bien fuentes palestinas indicaron que el establecimiento atacado era un taller de labrado de piedras. Según el Ejército israelí, el fallecido era un fabricante de armas vinculado a Hamás.

Anoche, la aviación israelí había bombardeado la casa en Gaza del diputado de Hamás Jalil al Haya, quien resultó herido leve. En el ataque fallecieron ocho personas, siete de ellas miembros de su familia, y otras trece resultaron heridas. Fuentes palestinas indicaron hoy que también anoche un tanque israelí disparó contra una casa en el campo de refugiados de Jabalia, hiriendo a seis miembros de una misma familia, tres de ellos niños.

MESHAL NO ES "INMUNE"

Entretanto, el ministro de Seguridad Pública israelí, Avi Dichter, advirtió hoy de que el líder político de Hamás, Jaled Meshal, que vive exiliado en Siria y al que Israel ya intentó asesinar en 1997 en Jordania, no es "inmune" a los ataques hebreos.

"Estoy convencido de que le diremos adiós en la primera oportunidad que se plantee", declaró el ministro. "Jaled Meshal no es invencible, ni en Damasco ni en ninguna otra parte", señaló el ex responsable del Shin Bet. "El lo sabe muy bien", añadió, precisando que "por supuesto se tomarán en cuenta todas las sensibilidades políticas y de otro tipo".

Mientras, el ministro de Infraestructura Nacional, Benjamin Ben-Eliezer, también lanzó hoy serias advertencias a los dirigentes políticos de Hamás. "Yo no distingo entre los que llevan a cabo los ataques con cohetes y aquellos que dan las órdenes", afirmó en la radio. "Tenemos que ponerlos a todos en nuestro punto de mira", añadió.

En respuesta a estas amenazas, Hamás afirmó hoy en un comunicado que "el ataque israelí contra los líderes del Movimiento (de Resistencia Islámica) abre las puertas a una confrontación". "Los líderes de Hamás están en la primera línea de fuego, por delante de sus combatientes u otros palestinos, en la confrontación con los israelíes", añade el texto, en el que se subraya que la resistencia continuará hasta que los objetivos nacionales se alcancen "y las tierras y los lugares santos sean liberados".

Según Hamás, el fracaso de Israel en conseguir poner fin a los disparos de cohetes palestinos le ha obligado a cometer "la masacre contra los civiles cuando la casa de Al Hayah fue atacada". Asimismo, consideró que "lo que los israelíes están haciendo es prueba de la bancarrota del Gobierno israelí, que cree que atacar a civiles puede afectar al proyecto de Yihad de Hamás o a la resistencia palestina".

Además, un responsable de Hamás citado por el 'Jerusalem Post' indicó esta tarde que el grupo radical "ya no tiene líneas rojas", anunciando así que se ampliarán sus ataques a Cisjordania. Hasta ahora, Hamás sólo ha atacado con cohetes Qassam Israel desde la franja de Gaza pero esta restricción se levantará "por los ataques israelíes contra nuestros niños", señaló la citada fuente.

HANIYEH INSTA A LUCHAR HASTA LA "VICTORIA O EL MARTIRIO"

Por su parte, el primer ministro palestino, Ismail Haniyeh, asistió esta mañana a los funerales de los fallecidos en el bombardeo de ayer en Gaza, donde hizo un llamamiento a mantener la resistencia "hasta la victoria o el martirio". "Mantendremos el mismo camino hasta que consigamos una de las dos metas: la victoria o el martirio", aseguró.

La resistencia "es la mejor y única vía para acabar con la ocupación israelí, por lo que los palestinos deberían adherirse a esta opción", afirmó Haniyeh. Previamente, en una entrevista concedida a Al Yazira había subrayado que "las masacres del Ejército israelí contra nuestros civiles inocentes no minarán su determinación o les desalentarán de seguir adelante con su búsqueda de la libertad y la independencia".

DISPAROS DE COHETES

Los bombardeos de hoy no consiguieron acabar con los disparos de cohetes por parte de los grupos radicales palestinos. De hecho los brazos armados de Al Fatá, Yihad Islámica y el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) reivindicaron la autoría de los ocho disparos de proyectiles efectuados esta mañana contra territorio israelí en torno a la franja de Gaza.

Las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa, principal brazo armado de Al Fatá --el movimiento del presidente palestino, Mahmud Abbas--, reivindicaron la responsabilidad de dos proyectiles de fabricación casera contra la localidad israelí de Netiv Haasara esta mañana.

En un comunicado, las Brigadas afirman que uno de sus grupos consiguió lanzar dos cohetes en represalia por el ataque israelí de anoche contra la casa de un diputado de Hamás en la Franja de Gaza que dejó ocho muertos.

Por su parte, las Brigadas Abú Alí Mustafá, ligadas al FPLP, se atribuyeron el lanzamiento de cuatro cohetes de fabricación casera contra Nahal Oz, Azata y Sderot, en el sur de Israel. Además, reivindicaron dos proyectiles disparados anoche contra esta última ciudad.

El brazo armado del FPLP dijo que estos disparos son una "represalia por los ataques y los crímenes israelíes contra palestinos en los territorios" y la "confirmación de la continuación de la resistencia".

Por último, las Brigadas Al Quds, brazo armado de la Yihad Islámica, indicaron que habían disparado dos cohetes caseros contra la localidad de Sderot esta mañana también en represalia por los "crímenes israelíes contra los palestinos".

La ofensiva militar israelí en la franja tampoco parece que vaya a suponer el final de los enfrentamiento entre Hamás y Al Fatá. "Los ataques israelíes sólo pospondrán la lucha interna pero no acabarán con ella", señaló un alto responsable de Al Fatá, citado por el diario 'Haaretz'. "Mientras siga habiendo muchas armas en las calles es muy fácil reanudar la lucha interpalestina", añadió.

El portavoz de la Fuerza Ejecutiva de Hamás, Islam Shahwan, se mostró de acuerdo. "Pese a los ataques sionistas, la lucha no ha cesado y no terminará porque (Al Fatá) tiene un plan para destruir a la Fuerza Ejecutiva", señaló. Al Fatá reclama desde hace tiempo que dicha fuerza sea desmantelada e integrada en el resto de servicios de seguridad de la Autoridad Palestina.