Cumbre.- Chávez califica a Aznar de "fascista" y acusa a la patronal española de apoyar el golpe de Estado de 2002

Actualizado 09/11/2007 20:34:06 CET

SANTIAGO, 9 Nov. (de la corresponsal de EUROPA PRESS Claudia Riquelme)

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, calificó al ex presidente del Gobierno español José María Aznar como "un verdadero fascista", al tiempo que criticó duramente a la patronal española y la acusó de haber sido parte de la "oligarquía empresarial" que apoyó el golpe de Estado de abril de 2002.

El mandatario venezolano se refirió a las declaraciones hechas a periodistas españoles por el presidente de la Confederación de Organizaciones Empresariales de España, Gerardo Díaz Ferrán, quien expresó su profunda preocupación por la falta de seguridad jurídica en Venezuela, Bolivia y Ecuador.

"El presidente de la patronal española vino aquí a la cumbre a manifestar preocupación por Venezuela. Son los mismos que apoyaron el golpe de abril, la derecha española. Los empresarios que vienen a decirnos en documentos que es el libre mercado la solución, el camino, el neoliberalismo. Están totalmente desconectados de la realidad", dijo.

"Gerardo Díaz Ferrán vino aquí e hizo declaraciones. Yo rechazo en nombre de Venezuela estas declaraciones", dijo Chávez en el discurso que ofreció en la primera sesión plenaria de la XVII Cumbre Iberoamericana de Jefes de Estado y de Gobierno que se realiza hoy y termina mañana en Santiago de Chile.

"Ese es el empresariado elitesco que sigue detrás del consenso de Washington, que quiere extender la larga noche neoliberal", sentenció.

ESTADOS UNIDOS

Chávez hizo en sus discurso una férrea defensa de su Gobierno y de las reformas que lleva a cabo y acusó a Estados Unidos de una "arremetida fascista" en su contra, "apoyada por los medios de comunicación social, apoyada (por la cadena estadounidense de televisión) CNN todos los días y por los medios privados venezolanos".

"Estados Unidos organizó el golpe de Estado de 2002 y ahora está haciendo lo mismo en Caracas en una nueva arremetida fascista apoyada por los medios de comunicación social y por CNN todos los días", dijo.

Dirigiéndose a la presidenta chilena, Michelle Bachelet, que presidía la sesión en su calidad de anfitriona, Chávez leyó un periódico que informaba sobre las revueltas estudiantiles que se han llevado a cabo en su país en contra de una reforma constitucional que promueve su Gobierno sobre la reelección presidencial.

"Fíjate lo que dice aquí, permítame Presidenta: 'Un grupo de enmascarados en motocicletas entró disparando al campo de la Universidad Central el miércoles e hirió al menos a 18 estudiantes que participaron en una manifestación en contra de la reforma constitucional propuesta por el presidente Hugo Chávez'. La cosa es al revés, estos son los hijos de los ricos", dijo.

Explicó que las marchas son protagonizadas "por las clases ricas, que quieren su cohesión social, la de las minorías, a expensas de la disolución de las mayorías y, cuando llega un Gobierno que, como el venezolano, enfrenta con resolución y echa a andar un proyecto de transformación democrático-revolucionario, pues se quitan la careta democrática y lo que se descubre detrás es la horrible cara del fascismo de las oligarquías de este continente. El fascismo más fascista, si me permiten la expresión".

PETROANDINA

Junto con augurar que el precio del petróleo seguirá subiendo, Chávez dijo que Brasil puede cooperar con la venta de petróleo a los países más pobres.

"Lula, ahora que eres magnate petrolero, te propongo que nos juntemos. Ahora podrías ingresar a la OPEP", le dijo al presidente de Brasil, Luis Inazio "Lula" Da Silva, al referirse al reciente hallazgo de pozos petrolíferos en ese país.

Asimismo, junto con valorar el impulso al gasoducto del sur, parafraseando a la brasileña Petrobras, propuso crear una "Petroandina" o una "Petroamazonia", que permitiría favorecer con precios bajos a los países más pobres "que no pueden pagar el petróleo a 100 dólares".

COHESIÓN SOCIAL

A su llegada a Chile, Chávez había dicho que no comparte el término cohesión social, tema principal de la cumbre, y que prefiere el de justicia social.

En su discurso, insistió en que "Venezuela siempre insistirá en la discusión del modelo, de los proyectos nacionales para llegar a ese proyecto grannacional para nuestra América", sostuvo.

"¿Cómo cohesionar algo que está destrozado, debilitado al extremo?",se preguntó, tras lo cual dijo que se debe dar paso "a un verdadero plan, con recursos, con objetivos".

"La justicia es el camino sólido a la paz. Ahora, no estamos tan solitarios en estas cumbres gracias a la evolución y dinamismo mundial que existe. Sabemos, por ejemplo, que es imposible un mundo unipolar como lo pretendía imponer Estados Unidos, sino un mundo pluripolar",dijo.

"Son propuestas que coloco en la mesa de discusión porque creo que sólo transformando las estructuras nacionales, uniéndonos, respetando el sistema de cada quien, avanzaremos en este tipo de proyectos y esa es la verdadera integración, cohesión, superando nuestras diferencias políticas. Así que cohesionémonos, transformémonos para lograr justicia social", explicó.