Daños a 30 kilómetros tras una enorme explosión en una base militar rusa

Actualizado 09/10/2012 20:48:37 CET

MOSCÚ, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

La explosión de 4.000 toneladas de armamento en una base militar rusa situada a 30 kilómetros de la ciudad de Orenburg, en el centro de Rusia, ha destruido algunas ventanas en dicha localidad y ha obligado a evacuar otros municipios cercanos, aunque no se han producido ni muertos ni heridos, según las autoridades rusas.

La Comisión de Investigación parlamentaria ha explicado que más de 4.000 toneladas de munición han explotado en dicha base, incluyendo bombas aéreas, cohetes y misiles.

El Ministerio de Emergencias ha informado de que Donguz ha sido parcialmente evacuada. Aunque se desconocen las causas, se cree que la explosión ha sido provocada por un incendio.

La agencia de noticias RIA Novosti ha afirmado que alrededor de 10 minutos antes de la explosión, se declaró un fuego en la base. En ese lapso de tiempo, alrededor de 300 agentes y soldados pudieron abandonar la zona y resultaron ilesos.

"El comandante dio la orden de dejar lo que estábamos haciendo. Lo dejamos todo y huimos", ha indicado un testigo. "De otra forma, las 300 personas habían muerto", ha confirmado. Aún deben establecerse las causas del incendio.

La base militar ha sido acordonada con 200 soldados mientras los investigadores inspeccionan la zona en busca de munición sin explotar. En los últimos años, se han producido diversas explosiones en bases militares rusas.

El pasado 30 de mayo, tres personas resultaron heridas en una base militar en Lejano Oriente. En los montes Urales, cerca de donde se produjo el suceso de ese martes, el pasado junio resultaron heridas 95 personas por la explosión de un depósito de munición.