La Defensora del Pueblo en la UE critica el nombramiento exprés del secretario general de la Comisión Europea

Publicado 04/09/2018 18:56:07CET

BRUSELAS, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Defensora del Pueblo Europeo, Emily O'Reilly, ha criticado este martes el rápido nombramiento del actual secretario general del Ejecutivo comunitario y máximo funcionario de éste, el alemán Martin Selmayr, así como la "mala administración" en torno a la designación, ya que considera que la institución "no siguió de manera correcta las reglas establecidas, en letra o en espíritu".

La investigación de este organismo europeo, que se llevó a cabo tras dos denuncias, incide en que Bruselas "creó un sentido de urgencia artificial para ocupar el puesto de secretario general a fin de justificar la falta de publicación de un aviso de vacante" a la vez que advierte del impacto negativo en la imagen de la institución.

"Ha puesto en riesgo el récord de altos estándares administrativos y coherencia y, en consecuencia, la confianza pública", asegura el comunicado de la Defensora del Pueblo, quien además considera que la comunicación de la Comisión respecto a este asunto "ha suscitado preocupaciones válidas" y ha sido "defensiva, evasiva y algunas veces combativa".

La nota difundida por el organismo dirigido por O'Reilly asegura que "nuestra investigación se basa en la inspección de miles de páginas de los documentos internos de la Comisión Europea y demuestra los pasos precisos que la Comisión ha tomado para hacer que el proceso de nombramiento parezca normal".

O'REILLY PIDE UN NUEVO PROCEDIMIENTO DE ELECCIÓN

"La Comisión debería aprender las lecciones de este asunto y desarrollar un nuevo procedimiento para designar a su secretario general", asegura el comunicado de la Defensora del Pueblo Europeo, que recomienda incluir la publicación de un aviso de vacante, que se trate en el orden del día de la reunión semanal de los comisarios y contar con la opinión de expertos externos a la institución en el comité asesor.

No obstante, O'Reilly ha dicho sobre Selmayr, exjefe de gabinete del presidente de la institución, Jean-Claude Juncker, que es "un funcionario europeo competente y comprometido con la UE", lo cual no exime a la Comisión de la necesidad de encontrar un nuevo procedimiento más transparente para el futuro.

BRUSELAS CELEBRA QUE "NO IMPUGNE LA LEGALIDAD"

Tras conocerse la posición de la Defensora del Pueblo, el comisario europeo de Recursos Humanos, Gunther Oettinger, ha evitado la autocrítica y ha celebrado que este organismo "no impugne la legalidad del procedimiento de designación ni la elección del candidato que es descrito como un funcionario europeo competente, altamente comprometido por la UE".

Pese a ello, tanto Oettinger como el jefe de los portavoces comunitarios, Margaritis Schinas, han declarado que analizarán las recomendaciones de O'Reilly y estudiarán, junto a la Eurocámara y los Estados miembros, cómo mejorar el actual procedimiento de nombramiento.