Los demócratas plantan cara al presidente Bush, aunque continuarán la semana que viene las negociaciones

Actualizado 05/05/2007 0:01:03 CET

WASHINGTON, 4 May. (EUROPA PRESS) -

Los congresistas demócratas tienen intención de plantarle cara al presidente estadounidense, George W. Bush, después de que esta semana mantuvieran negociaciones infructuosas para pactar un proyecto de ley que garantice la financiación de las campañas bélicas en el exterior --principalmente las de Irak y Afganistán--, según se desprenden de las palabras hoy pronunciadas por el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, quien hoy se mantuvo firme en su postura respecto a la necesidad de "cambiar el rumbo en Irak".

"Ha llevado casi cuatro años y medio, pero parecer ser que el presidente finalmente está dispuesto a considerar lo que la mayoría de los americanos y miembros del Congreso han sabido desde hace tiempo: Debemos cambiar el rumbo en Irak y cambiar hacia otra estrategia que convierta a nuestro país en (uno) más seguro", explicó Reid hoy en un comunicado.

Bush vetó la anterior proposición de ley en la materia remitida por el Congreso porque la misma contenía una disposición para efectuar el inicio del repliegue de las tropas estadounidense de Irak a partir del 1 de octubre, algo que rechazó tajantemente el presidente, quien reclama no condicionar la financiación al regreso de las tropas de Irak.

En las negociaciones que ayer arrancaron entre demócratas, republicanos y asesores de Bush --y que se esperan que continúen a principios de la semana próxima-- se debatió una propuesta para garantizar el dinero necesario hasta julio, a partir de ahí el Congreso podría bloquear el envío de fondos sucesivos si el Ejecutivo iraquí no alcanza determinados objetivos políticos y en materia de seguridad.

El borrador de propuesta --que no ha sido ratificado ni por la Cámara de Representantes ni por el Senado-- podría volver a ser vetado por Bush, ya que según palabras del portavoz del líder de la minoría republicana de la Cámara de Representantes, John Boehner, no es un punto de partida iniciar las negociaciones a partir, dijo, de una proposición de ley de financiación a corto plazo.

"No consideramos que este sea un compromiso serio", lamentó hoy el portavoz de Boehner, Brian Kennedy, al considerar que "creará un bloqueo en Washington en un momento en el que las tropas necesitan apoyo rápido" y por tacharlo de propuesta "funcional equivalente al acercamiento demócrata de 'desangrado lento' que empezaron hace cuatro meses". "Parece que van hacia atrás, no hacia delante", lamentó.