Denuncian la muerte de diez civiles en una operación de las fuerzas internacionales en Afganistán

Publicado 24/09/2018 21:26:54CET

MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

Al menos diez civiles murieron en la noche del domingo en una operación supuestamente llevada a cabo por las fuerzas internacionales en el distrito afgano de Tagab, situado en la provincia de Kapisa (este), según han denunciado este lunes las autoridades locales.

El 'número dos' del consejo provincial, Mahfoz Safi, ha indicado que el suceso tuvo lugar en la localidad de Badrab en el marco de una operación contra los talibán, antes de recalcar que entre las víctimas mortales hay varios niños.

Sin embargo, la operación 'Apoyo Decidido' ha rechazado las acusaciones y ha apuntado que "durante una operación del Ejército afgano en Kapisa, las fuerzas afganas fueron tiroteadas por una milicia de movilización local".

"El Ejército afgano pidió apoyo aéreo. Helicópteros estadounidenses estuvieron presentes inmediatamente para dar apoyo e inmediatamente quedaron bajo fuego de una milicia local y respondieron en defensa propia, hiriendo a seis milicianos", ha argumentado.

El portavoz de las Fuerzas de Estados Unidos en Afganistán (USFOR-A), Grant Neeley, ha subrayado que "está claro que la milicia disparó por error" y ha añadido que "no hay indicaciones de víctimas entre no combatientes", según ha recogido la cadena de televisión local Tolo TV.

Por otra parte, un miembro del consejo provincial de Maidan Uardak (centro) ha denunciado la murete de trece civiles en una operación de las fuerzas de seguridad en el distrito de Jaghatu, lo que ha sido también desmentido por las autoridades.

Así, el Ministerio de Defensa ha explicado que el Ejército lanzó una operación contra una prisión gestionada por los talibán y que se saldó con la liberación de ocho miembros de las fuerzas de seguridad y sin bajas entre la población civil.

Las acusaciones llegan menos de una semana después de la muerte de al menos tres civiles a causa de un bombardeo supuestamente ejecutado por las fuerzas internacionales en la provincia de Paktia, ubicada en el este del país.

Apenas tres días antes, las autoridades locales denunciaron la muerte de al menos 15 personas, trece civiles y dos talibán, en una operación llevada a cabo por las fuerzas de seguridad afganas en la provincia de Nangarhar (este).

En los últimos meses han muerto cerca de 30 civiles en operaciones de las fuerzas especiales en el este de Afganistán. El 28 de mayo murieron nueve civiles en una operación en Nangarhar, mientras que otros cuatro murieron otros cuatro en otra operación en esta misma provincia.