Publicado 04/02/2021 12:15CET

La destacada activista Stella Nyanzi pide asilo político en Kenia citando una persecución en Uganda

El presidente de Uganda, Yoweri Museveni
El presidente de Uganda, Yoweri Museveni - XINHUA / ZUMA PRESS / CONTACTOPHOTO - Archivo

Museveni suspende las operaciones de un fondo sobre gobernanza y DDHH financiado internacionalmente

MADRID, 4 Feb. (EUROPA PRESS) -

La destacada activista y candidata al Parlamento de Uganda Stella Nyanzi ha huido a Kenia para pedir asilo político citando una persecución contra ella por parte del presidente, Yoweri Museveni, según ha confirmado su abogado, George Luchiri Wajackoyah.

Nyanzi, quien fue candidata por parte del opositor Foro para el Cambio Democrático (FCD) en las últimas parlamentarias, ha indicado que "los secuestros y detenciones de actores políticos" se estaban "acercando" a su figura.

"Tanto yo como mis hijos fuimos objetivos del seguimiento de la Policía. Salí de prisión en febrero del año pasado y no quiero volver", ha dicho, antes de agregar que cruzó la frontera con Kenia "disfrazada", tal y como ha recogido el diario ugandés 'Daily Monitor'.

Nyanzi fue liberada en febrero de 2020 tras aceptar un tribunal la apelación presentada por su defensa contra su condena a un año y medio de cárcel por publicar a través de redes sociales un poema crítico con el presidente.

La activista ya estuvo imputada previamente por publicar críticas contra Museveni y su esposa, Janet Museveni, a través de Facebook. Nyanzi, investigadora en la Universidad de Makerere, fue suspendida en 2016 por protestar semidesnuda para denunciar el tratamiento que supuestamente sufrió por la dirección del centro en una disputa sobre su contrato.

Por otra parte, Museveni ha ordenado la suspensión de un fondo creado por varios países, entre ellos los que integran la Unión Europea (UE) para financiar las actividades de organizaciones civiles que impulsan la democracia y los Derechos Humanos en el país africano.

El presidente ugandés ha reclamado a la Policía que investigue por qué el Ministerio de Finanzas permitió que los donantes extranjeros tuvieran "rienda libre" para elegir las actividades que financiaban sin aprobación previa del Gobierno a través de la Instalación de Gobernanza Democrática (DGF), según el portal ugandés de noticias Nile Post.

MUSEVENI DENUNCIA INJERENCIA

Así, ha criticado que gran parte de los fondos tramitados por este organismo fueron a financiar las actividades de organizaciones destinadas a derribar a su Ejecutivo "en el nombre de la mejora de la gobernanza", lo que ha tildado de inaceptable y de injerencia en los asuntos internos de Uganda.

"Ordeno que se suspendan inmediatamente las actividades de este fondo hasta que el Gobierno haya revisado totalmente este asunto, se haya formado una nueva estructura de gobernanza con representantes electos por el pueblo de Uganda y con la adecuada supervisión, y lo haya aprobado", ha zanjado.

Museveni obtuvo un sexto mandato al frente del país tras las polémicas elecciones del 14 de enero, si bien el principal líder opositor, Robert Kyagulanyi, conocido popularmente como Bobi Wine, presentó el lunes un recurso ante el Tribunal Supremo para intentar anular los resultados.

La crisis política en Uganda se ha ahondado a causa de las denuncias de fraude electoral por parte de la opositora Plataforma de Unidad Nacional (NUP). Kyagulani se presentaba como el principal rival de Museveni, quien lleva al frente del país desde 1986 y quien logró un sexto mandato tras una serie de modificaciones constitucionales para poder concurrir a las urnas.

Las elecciones se celebraron un contexto especialmente tenso debido al aumento de la represión contra la oposición y la muerte de más de 50 personas en noviembre a causa de la acción de las fuerzas de seguridad contra manifestantes tras la detención de Kyagulanyi durante un acto de campaña.

Para leer más