Detenido en Irán el esposo de la destacada activista y abogada pro DDHH Nasrín Sotudé

Publicado 04/09/2018 15:05:20CET

MADRID, 4 Sep. (EUROPA PRESS) -

Reza Jandan, esposo de la destacada activista y abogada pro Derechos Humanos iraní Nasrín Sotudé, arrestada en junio, ha sido detenido este martes por las fuerzas de seguridad, según ha confirmado la organización no gubernamental Amnistía Internacional.

"Primero las autoridades encarcelan a Nasrín Sotudé con cargos falsos, después acosan, intimidan y amenazan a su familia y amigos, y ahora arrestan a su esposo", ha lamentado el director de Investigación y campañas de la ONG para Oriente Próximo y Norte de África, Philip Luther.

"Estas acciones crueles ilustran hasta dónde están dispuestas a llegar las autoridades iraníes para silenciar a los activistas pro Derechos Humanos, actuando incluso contra sus familias", ha criticado.

En este sentido, Luther ha recalcado que "las autoridades iraníes deben liberar de forma inmediata e incondicional tanto a Sotudé como a Jandan", al tiempo que ha pedido que se retiren los cargos contra ellos "y se ponga fin al acoso a su familia de una vez por todas".

"La comunidad internacional, incluida la Unión Europea (UE) dado su diálogo en marcha con Irán, debe condenar en los términos más firmes el arresto arbitrario y la detención de Jandan y Sotudé y hacer todo lo que esté en su mano para acelerar la liberación de estos dos activistas por los Derechos Humanos".

La detención de Jandan ha sido además confirmada por su abogado, Mohamad Moghimi, quien ha indicado que el hombre ha sido imputado ante el fiscal de la prisión de Evin por "difundir propaganda contra el sistema" y "colusión para cometer crímenes contra la seguridad nacional".

Asimismo, ha sido acusado de "promover la práctica de aparecer en público sin el velo" debido a su apoyo a la campaña contra la obligación a que las mujeres lleven velo cuando están en público.

Jandan ha participado en una campaña para reclamar la liberación de su esposa desde su arresto el 13 de junio. En la actualidad se encuentra en Evin imputada por cargos contra la seguridad del Estado.

Sotudé, que ha representado a activistas opositores iraníes, fue condenada a seis años de cárcel en 2010 y se le prohibió ejercer tras ser condenada por propagar propaganda y conspirar para dañar a la seguridad del Estado.

Su caso atrajo la atención internacional en 2012, cuando se embarcó en una huelga de hambre durante 50 días contra la prohibición de viajar dictada contra su hija.

Estados Unidos y organizaciones como Amnistía Internacional criticaron a Irán por el caso y Sotudé fue liberada en septiembre de 2013, antes de la asistencia del presidente, Hasán Rohani, a la Asamblea General de la ONU y poco después de ganar las elecciones.

Sotudé ha representado recientemente a varias mujeres que se quitaron sus pañuelos o hiyab en público para protestar contra el código de vestimenta obligatorio para las mujeres en Irán, según el Centro para los Derechos Humanos en Irán, una organización con sede en Nueva York.