Dinamarca llama a consultas a su embajador en Irán y trabajará con la UE para endurecer las sanciones al país

Lars Locke Rasmussen
REUTERS / FRANCOIS LENOIR - Archivo
Publicado 30/10/2018 20:33:09CET

MADRID, 30 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Dinamarca ha anunciado este martes que llama a consultas a su embajador en Irán y que trabajará con la Unión Europea (UE) para endurecer las sanciones contra Teherán, horas después de acusar a la Inteligencia de Irán de planear un atentado en suelo danés contra un dirigente opositor iraní.

El ministro de Exteriores danés, Anders Samuelsen, ha subrayado que este supuesto plan es "completamente inaceptable y muy grave". "Es difícil encontrar palabras que puedan describir la gravedad del asunto que estamos tratando", ha dicho.

Así, ha reconocido que la llamada a consultas a su embajador "es un paso muy firme y bastante inusual", al tiempo que ha agradecido el apoyo expresado por Estados Unidos y Reino Unido en el marco del caso.

Samuelsen ha desvelado además que Copenhague trabajará con los países miembro del bloque regional para imponer nuevas sanciones contra Irán y ha argumentado que buscará "trabajar junto a otros socios con mentalidad similar y la UE".

Por otra parte, ha manifestado que no le sorprende que las autoridades iraníes hayan rechazado la existencia del plan. "Irán está gobernado por distintas facciones y es posible que partes del Gobierno ignoren estas actividades", ha apuntado.

"Esto no cambia el hecho de que el Estado iraní esté detrás y no cambia el hecho de que es completamente inaceptable", ha recalcado el ministro de Exteriores danés, según ha recogido el diario local 'Jyllands-Posten'.

El servicio de seguridad de Dinamarca ha acusado a la Inteligencia de Irán de planear el atentado, tras lo que el Gobierno de Lars Lokke Rasmussen prometió que respondería.

"Estamos tratando con un plan de la agencia de Inteligencia iraní para atacar en suelo danés. Obviamente, no podemos aceptarlo", ha afirmado el jefe del servicio de seguridad de Dinamarca, Finn Borch Andersen, en una comparecencia ante los medios.

El objetivo del ataque habría sido el líder de la filial danesa del Movimiento de Lucha Árabe para la Liberación de Ahvaz (ASMLA). Según Andersen, el 21 de octubre fue detenido un ciudadano noruego de origen iraní que ha negado ante el juez cualquier responsabilidad en la trama.

El grupo Resistencia Nacional de Ahvaz --que integra el ASMLA-- reclamó la autoría del atentado perpetrado en septiembre contra un desfile militar en la localidad iraní de Ahvaz en el que murieron 25 personas. Teherán responsabilizó a Estado Islámico, que también afirmó estar detrás de lo sucedido.

La Policía de Noruega ha confirmado que colabora con las fuerzas de seguridad de Dinamarca y también ha descrito el caso como un plan para atentar en territorio danés.

En respuesta, el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Bahram Qassemi, ha rechazado las acusaciones y ha hablado de una "conspiración" para dañar las relaciones entre Teherán y los países europeos.

Así, ha tildado de "hostiles" las informaciones en torno al caso y ha reiterado que los mismos "están en línea con los complots y conspiraciones de los enemigos", según ha informado la agencia iraní de noticias IRNA.

Por último, Qassemi ha subrayado que se trata de un intento de afectar "las buenas y crecientes relaciones entre Irán y Europa en las actuales y graves condiciones", en aparente referencia a la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear de 2015 y su imposición de sanciones contra Teherán.