17 de febrero de 2020
 

Duterte amenaza con matar a todos los agentes de Policía vinculados al tráfico de drogas en Filipinas

Publicado 12/02/2020 17:11:24CET
El presidente filipino, Rodrigo Duterte.
El presidente filipino, Rodrigo Duterte. - Chaiwat Subprasom/SOPA Images vi / DPA - Archivo

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha amenazado este miércoles con matar a todos aquellos agentes de Policía vinculación al tráfico de drogas en el país, los conocidos como agentes 'ninja'.

El dirigente, que ha asegurado que "los generales y policías ninja morirán porque han hecho algo terrible para el país", ha subrayado que únicamente quedan cuatro de estos agentes corruptos activos en Filipinas, según informaciones de la cadena de televisión ABS-CBN.

Las palabras de Duterte han tenido lugar pocos días después de que la Policía Nacional de Filipinas anunciara que revisaría los antecedentes de unos 300 agentes que podrían estar implicados en el tráfico de estupefacientes.

El término 'agentes ninja' se hizo popular a finales de 2019 cuando varios expolicías acusaron al entonces jefe de la Policía Nacional, Oscar Albayalde, de proteger a agentes involucrados en este tipo de delitos y aceptar mordidas provenientes de la venta de drogas.

Albayalde se vio obligado a dimitir y su salida de la Policía dejó un hueco que perduró durante meses. El exjefe de las fuerzas de seguridad, que ejerció un papel fundamental en la implementación de la conocida guerra contra las drogas del presidente, tenía previsto retirarse en noviembre de 2019 a la edad de 56 años, la obligatoria para los policías en Filipinas.

Los críticos con Duterte, incluida la Iglesia Católica, dicen que la guerra contra las drogas va dirigida contra los pobres y los traficantes a pequeña escala, sin perseguir a los traficantes con grandes alijos.

La Policía de Filipinas estima que al menos 6.600 presuntos drogadictos y traficantes han muerto en la guerra contra las drogas desde 2016 dado que se resistieron a ser detenidos. Por su parte, activistas defensores de Derechos Humanos afirman que más de 20.000 personas han muerto en operaciones estatales.

Contador

Para leer más