26 de febrero de 2020
 
Actualizado 05/02/2007 21:40:05 CET

Ecuador.- El Gobierno ecuatoriano renegociará el contrato con Movistar y Porta para acabar con el "cuasi-monopolio"

QUITO, 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció su intención de renegociar el contrato con la empresa española de telefonía móvil Movistar y con la mexicana Porta para acabar con el "cuasi-monopolio" que, según él, existe en la prestación de este servicio, que calificó de "malo" y "caro".

Correa consideró que los contratos "deben ser renegociados por un Gobierno patriota" cuyos beneficios irán en mayor medida para el Estado ecuatoriano "y no para las empresas privadas", alegando que la telefonía móvil está bajo el dominio de dos empresas que prestan un servicio "igual de malo e igual de caro".

En Ecuador operan tres compañías telefónicas que ofrecen servicio de móvil: Movistar, filial del grupo español Telefónica; Porta, de la mexicana América Móvil, y Telecsa. Las dos primeras controlan el 96 por ciento de los casi ocho millones de usuarios del mercado móvil del país, y sus contratos de concesión terminan a mediados del próximo año.

Aunque no explicó cuáles serían los nuevos parámetros de las próximas contrataciones, Correa dejó claro que estarán en el marco de términos "totalmente diferentes" para evitar que el mercado móvil sea monopolizado por un número pequeño de compañías.

"Allí hay una colusión explícita o implícita, entonces tienen que renegociarse las concesiones con beneficios para el Estado y tendrán que abaratar los costos y dar un mejor servicio", sostuvo el mandatario ecuatoriano.

Así, amenazó a las empresas telefónicas que se encuentran en Ecuador que si no están de acuerdo con los nuevos términos "pueden irse de aquí" porque sólo se negociará bajo las condiciones que el Gobierno establezca. "Qué se vayan", dijo al asegurar que dichas compañías no dejarán tan fácilmente un negocio "tan jugoso" que le ha generado ganancias "millonarias".

CORRUPCIÓN TELEFÓNICA

Por otro lado, Correa destacó que las telecomunicaciones en Ecuador manejan "más dinero que el petrolero" --principal fuente de ingresos de este país-- y que el Estado "no ha visto nada de los recursos" que produce este sector.

El presidente ecuatoriano alegó que esto se debe a los niveles de "corrupción y entreguismo" que se han presentado al momento de hacer las contrataciones con las empresas y el Estado ecuatoriano. En este sentido, informó que están en proceso de revisión para constatar las posibles irregularidades y advirtió que se tomarán medidas en caso de ser necesario.

En este sentido, explicó que las autoridades del nuevo Gobierno están investigando cómo la anterior administración entregó una parte de la banda de 1.900 megahertz a la operadora española y mexicana, y no descartó la posibilidad de que se presentarán inconvenientes para el Estado si se llegaran a encontrar irregularidades.