Actualizado 03/10/2007 20:16 CET

Ecuador.- El presidente del Congreso ecuatoriano dice que "ningún diputado va a dimitir"

QUITO, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Congreso ecuatoriano, Jorge Cevallos, aseguró hoy que existe una Constitución vigente que respalda la existencia del poder legislativo, por lo que insistió en pedir a los asambleístas elegidos "que se tranquilicen" en sus discursos de disolución del Parlamento, e insistió en que "ningún diputado va a dimitir".

"El país sigue su vida democrática y todas las instituciones y las funciones del Estado están trabajando en base a esa Constitución vigente, que nadie la ha derogado ni revocado", precisó al asegurar que la Carta Magna ha sido violada por ciertos sectores políticos.

"Ningún diputado va a renunciar", aclaró el presidente del Congreso ante los anuncios de disolución del Congreso y aseguró "no temer a nadie" a la vez que pidió a los asambleístas que moderen su discurso contra la institución. Añadió que en algún momento ciertos legisladores de diversas tendencias pudieron haber dicho que se disolvería el Congreso para que no se piense que "se aferran al cargo".

"Aquí hay dos alternativas, yo les sugiero a ellos (asambleístas elegidos) que ya el triunfalismo lo dejen un poquito de lado, actúen con mayor responsabilidad. Si es decisión de ellos violar la Constitución, no respetar el estatuto, está bien, pero esperen el día que se posesionen y háganlo, pero ¿qué ganan recorriendo los canales y diciendo ya váyanse, cojan la maleta que sí los vamos a sacar?", precisó así Cevallos que si la decisión de deshacer el Congreso está tomada que lo hagan pero sin amenazas constantes.

"El Congreso está trabajando. Hoy día vamos a trabajar en varios proyectos de Ley. Hay tranquilidad absoluta, porque no defendemos el sueldo ni el cargo, sino la democracia y la obligación de todo el Ecuador", indicó según recoge hoy 'Ecuador Inmediato'.

Reconoció que la Asamblea Constituyente tiene plenos poderes para dos cosas específicas: reformar el marco institucional y elaborar una nueva Constitución.

"Si quieren buscar una nueva forma de elegir al Tribunal Supremo Electoral, al Tribunal Constitucional o a la Corte Suprema de Justicia primero tienen que incluirlo y cambiarlo en la Constitución. Una vez que ya forme parte de la Constitución someterlo a referéndum", argumentó Cevallos.