Actualizado 23/03/2007 20:55 CET

Ecuador.- Rafael Correa dice que el ATPDEA no es una "limosna" y que no aceptará que EEUU condicione su política

QUITO, 23 Mar. (EP/AP) -

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, manifestó hoy que no ve a Ley de Preferencias Arancelarias Andinas y Erradicación de Drogas (ATPDEA, por sus siglas en inglés) como una limosna que Estados Unidos le da a los países de Latinoamérica y advirtió que no aceptará que condicionen su política para lograr la ampliación de estos beneficios.

"Ecuador jamás podrá aceptar la posición generalizada en Estados Unidos de que las ATPDEA son una limosna, cuando es una mínima compensación por la lucha contra las drogas para un país pobre que ni siquiera productor", declaró en un programa de radio local.

Una comisión del Gobierno ecuatoriano representada por la ministra de Exteriores, María Fernanda Espinosa, viajó ayer Washington para negociar con Estados Unidos la ampliación de estas preferencias arancelarias que son otorgadas a los países que han tenido logros en su lucha contra el narcotráfico.

"Quieren quitarnos el ATPDEA como si fuese una concesión unilateral", expresó al aclarar que los representantes del Gobierno han ido para hacer entender que la prolongación de los beneficios arancelarios "es la mínima compensación por una lucha, que es la lucha de toda la humanidad, pero sobre todo un problema para Estados Unidos", señaló el mandatario.

Aunque Correa asegura que cuenta con todos los requisitos para lograr esta extensión, aclaró que no se pondrá "de rodillas" ante el Estado norteamericano y no permitirá que le impongan restricciones sobre el manejo de asuntos internos y foráneos. "A mi nadie me va a condicionar la política exterior y (voy a) hacer respetar las leyes de este país y seguiremos con nuestra política y línea de acción", destacó.