Publicado 10/08/2021 10:43CET

EEUU anuncia la entrega de 165 millones de dólares en ayuda humanitaria a Yemen

Archivo - Entrega de ayuda del Programa Mundial de Alimentos en Saná, Yemen
Archivo - Entrega de ayuda del Programa Mundial de Alimentos en Saná, Yemen - MOHAMMED MOHAMMED / XINHUA NEWS / CONTACTOPHOTO

MADRID, 10 Ago. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos ha anunciado la entrega de cerca de 165 millones de dólares (cerca de 140,6 millones de euros) en ayuda humanitaria a Yemen, sumido en una guerra desde hace más de seis años y que hace frente a un aumento de los combates ante las ofensivas de los huthis, especialmente en la provincia de Marib.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) ha señalado en un comunicado que "esta financiación permitirá dar ayuda vital para los yemeníes que siguen sufriendo una crisis humanitaria tras casi siete años de una guerra que ha dejado a 20 millones de personas luchando por sobrevivir sin productos básicos, incluidos más de dos millones de niños que hacen frente a la muerte por desnutrición".

"Esta ayuda permitirá al Programa mundial de Alimentos (PMA) seguir dando ayuda alimentaria de emergencia, llegando a más de once millones de personas cada mes con comida entregada por el pueblo estadounidense, también en comunidades afectadas por la pandemia de coronavirus", ha argumentado.

Sin embargo, la USAID ha manifestado que "la ayuda por sí sola no puede satisfacer las vastas y crecientes necesidades humanitarias en Yemen". "Si bien la ayuda de la comunidad internacional ha evitado que la población caiga en la hambruna, el reciente recrudecimiento del conflicto en Marib aumenta las necesidades humanitarias y amenaza con desplazar a cientos de miles de personas, poniendo más presión sobre la respuesta humanitaria ya bajo presión", ha dicho.

"Estados Unidos pide a todas las partes en conflicto que pongan fin a los combates y garanticen que las necesidades no siguen aumentando", ha señalado, al tiempo que ha reclamado a Arabia Saudí, el Gobierno yemení reconocido internacionalmente y los huthis que "hagan su parte para garantizar que el combustible fluye en Yemen a precios que los yemeníes pueden permitirse, para que puedan acceder a servicios básicos y ayuda".

Por último, ha recordado que Estados Unidos sigue siendo el mayor donante en Yemen y ha pedido a otros países que "aumenten sus contribuciones para ayudar a entregar ayuda vital a la población de Yemen, que ha sufrido ya demasiado". "Un acuerdo político entre yemeníes es lo único que puede hacer frente a las causas subyacentes de la crisis", ha remachado.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, aplaudió el sábado el nombramiento de Hans Grundberg como nuevo enviado de Naciones Unidas para Yemen y destacó que "ahora es momento para la paz". "Siete años de guerra e inestabilidad han devastado la economía de Yemen y han erosionado los servicios más básicos, provocando una de las peores crisis humanitarias en el mundo", explicó.

El país lleva más de cinco años sumido en un conflicto entre el Gobierno del presidente reconocido internacionalmente, Abdo Rabbu Mansur Hadi, apoyado por la coalición internacional, y los rebeldes huthis, que cuentan con el respaldo de Irán.

Los rebeldes controlan la capital, Saná, y otras zonas del norte y el oeste del país. El conflicto ha sufrido un recrudecimiento en varios frentes durante los últimos meses, especialmente en la provincia de Marib, controlada por las fuerzas gubernamentales, pese a los esfuerzos internacionales de mediación.

Para leer más