Actualizado 03/10/2007 20:55 CET

EEUU.- Bush veta un proyecto de Ley que incrementaba la cobertura de la sanidad infantil

WASHINGTON, 3 Oct. (EP/AP) -

El presidente de Estados Unidos, George W. Bush, en una nueva confrontación con el Congreso, vetó hoy un proyecto de Ley propuesto por los dos partidos que hubiese ampliado significativamente la cobertura del seguro sanitario infantil.

Se trata de la cuarta vez que Bush ejerce el veto presidencial, pero en esta ocasión podría pasar factura a los Republicanos en las elecciones del próximo año. El Senado aprobó este proyecto con los votos suficientes para anular el veto, sin embargo el margen logrado en la Cámara de Representantes no fue el suficiente.

El veto coloca a Bush en contra de los demócratas que han controlado las dos cámaras del Congreso desde el mes de enero, pero también contra muchos miembros de su propio partido y la opinión pública. De hecho, la Casa Blanca buscó llamar la menor atención posible, con el presidente ejerciendo el veto a puerta cerrada y sin cobertura mediática alguna.

El Programa de Seguridad Sanitaria Infantil Estatal es un proyecto de los estados y del Gobierno federal que subsidia la atención médica a 6,6 millones de personas --en su mayoría niños--, para familias con ingresos superiores a los que permiten acceder al programa de salud Medicaid, pero no los suficientes como para costear su propia cobertura a través de aseguradoras privadas.

La decisión del presidente de vetar el proyecto de Ley fue considerado por el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid, como una acción "cruel" y aseguró en un comunicado que esta medida demuestra "cuán distanciado está el presidente Bush de las prioridades del pueblo de Estados Unidos". El veto "niega la atención sanitaria a millones de niños pobres" del país, lamentó el senador.

Los demócratas, que controlan el Congreso, recibieron un importante apoyo de los republicanos para aprobar este proyecto de Ley que suponía añadir 35.000 millones de dólares (24.800 millones de euros) en un plazo de cinco años, lo que permitiría a otros cuatro millones de niños acogerse a este programa sanitario. La financiación se habría obtenido incrementando el impuesto sobre los cigarrillos, de 61 centavos a un dólar (0,7 euros) por paquete.

Aún así, Bush ya había advertido que vetaría el programa por considerar demasiado costoso el plan demócrata y propuso un incremento de 5.000 millones de dólares (unos 3.542 millones de euros).

Lo más leído

  1. 1

    La reacción de Francisco Rivera a los insultos de "chulo" y "prepotente" por parte de Isabel Pantoja

  2. 2

    Disney+ retira Peter Pan, Dumbo o El libro de la selva de su catálogo infantil por racistas

  3. 3

    Darias será la nueva ministra de Sanidad, en sustitución de Illa, e Iceta entra en el Gobierno en Política Territorial

  4. 4

    ¿La COVID-19 se transmite a través de los alimentos?

  5. 5

    El Congreso tramita, con el rechazo de Vox y PP, la petición para investigar si hay ultras en el Ejército