Egipto.- La Policía arresta a dos líderes y cuatro empresarios miembros todos de los Hermanos Musulmanes

Actualizado 14/01/2007 15:45:26 CET

EL CAIRO, 14 Ene. (EP/AP) -

La Policía de Egipto arrestó hoy a seis destacados miembros de los Hermanos Musulmanes, incluidos dos líderes y cuatro empresarios, en dos redadas separadas, informaron fuentes policiales y de la organización egipcia en la oposición.

Un alto cargo de Policía confirmó, bajo condición de anonimato, que las seis personas fueron detenidas por actividades vinculadas a "revivir los esfuerzos" de una organización ilegalizada, además de subrayar la incautación de materiales y publicaciones relacionadas con los Hermanos Musulmanes.

Mientras, el editor de la web de la organización, Abdel Gelil el Sharnoubi, aseguró que Mohammed Ali Bishr, miembro de la oficina política de la hermandad, fue arrestado en Menoufia, 60 kilómetros al norte de El Cairo.

Por su parte, Issam Hashish, el líder de la organización en Giza, fue detenido en dicha ciudad. "Los arrestos son parte de la campaña del régimen contra los Hermanos (Musulmanes)", denunció El Sharnoubi.

De los cuatro empresarios, dirigentes de empresas participantes en proyectos industriales de importancia en Egipto, dos fueron arrestados en Alejandría, 220 kilómetros al norte de la capital.

Además de Medhat el Haddad y Osama Abdul Mohsen Sherbi, Abdul Rahman Saudi fue arrestado en El Cairo, mientras que el cuarto empresario y profesor de la Universidad de Assiut, Jalid Ouda, fue detenido al sur del país, explicó El Sharnoubi, quien cifró en 190 los miembros de la organización detenidos en el último mes.

"La campaña de un mes ha implicado el arresto de, hasta ahora, 190 miembros del grupo de los Hermanos Musulmanes, incluido un tercio de sus líderes", constató.

Los Hermanos Musulmanes, que constituyen el mayor grupo en la oposición en Egipto y está oficialmente ilegalizado desde 1954, se hizo con 88 escaños parlamentarios en las elecciones legislativas de 2005 a partir de diputados inscritos como independientes. A pesar de haber renunciado a la violencia en los años 70, el grupo ha sido objetivo de una constante persecución por parte de las autoridades egipcias.