"Por encima de mi cadáver": La lucha de una madre afgana contra el matrimonio infantil

Actualizado 11/10/2019 11:34:15 CET
Fatime charlando en los grupos comunitarios
Fatime charlando en los grupos comunitarios - WORLD VISION AFGANISTÁN - Archivo

KABUL, 11 Oct. (Por Narges Ghafary, coordinadora de Comunicación de World Vision Afganistán) -

Fue un momento surrealista que Fatime recuerda bien. Su hija acababa de nacer, tenía unos tres días, cuando un pariente lejano llegó a la puerta, exigiendo que la recién nacida se convirtiera en la esposa de su hijo de cinco años. "El pariente trajo un trozo de tela y lo ató a la cabeza de mi hija Madine, declarando que 'esta chica es para mi hijo'", explica Fatime, de 35 años.

Por suerte Fatime no estaba de acuerdo entonces y tampoco lo está ahora. "Que crezcan primero", le dijo a su pariente hace once años. Pero recientemente, la misma familia hizo una visita oficial a su casa, llevando a su hijo de dieciséis años y exigiendo la mano de Madine en matrimonio. "Por encima de mi cadáver", les advirtió.

Fatime admite que podría haber dicho que sí, si no hubiera estado empoderada gracias a las charlas a las que ha asistido en los grupos comunitarios. "Hemos estado discutiendo sobre el matrimonio infantil y los peligros del mismo", explica.

"A menudo, ésta práctica significa que las niñas tendrán que abandonar la escuela y, si quedan embarazadas, sus vidas pueden estar en riesgo. Las niñas no pueden realizar tareas pesadas en el hogar y esto puede generar conflictos, a veces incluso violencia", subraya.

Tradicionalmente, las niñas afganas son vistas como bienes prescindibles por sus padres. Las familias pobres casan a sus hijas a una edad temprana para recibir un dinero por la novia. En este país, alrededor del 17 por ciento de las niñas se casan antes de cumplir los 15 años, mientras que el 46 por ciento se convierten en esposas antes de cumplir los 18.

Fatime ha estado asistiendo al grupo de cambio comunitario de World Vision desde hace algún tiempo. Ahora dice que no se perdería una reunión por nada del mundo. Con el tiempo, se ha hecho amiga de las otras madres y ha encontrado un espacio abierto y de apoyo para hacer preguntas y compartir sus luchas diarias.

Su hija Madine, ahora de 11 años, ha estado asistiendo a la escuela pero anular la demanda de matrimonio del pariente no ha sido nada fácil. "La familia estaba molesta. Se presentaron en nuestra casa con líderes religiosos y ancianos de la aldea, diciendo que era la hora de casar a Madine. Me negué y mi esposo me apoyó", cuenta Fatime.

MADINE ES LA PRIMERA DE SU ENTORNO EN IR A LA ESCUELA

Al crecer en una familia analfabeta con una madre que trabaja principalmente en casa y un padre que trabaja en la construcción, Madine es la primera de su entorno en ir a la escuela.

"Me gustan las clases en pastún", dice sentada tímidamente junto a su madre, con la cabeza cubierta con un colorido pañuelo. Es delgada, con piel color oliva y ojos marrones. "Me alegro de no haber tenido que casarme porque mi esposo no me hubiera permitido ir a la escuela", agrega, explicando que el niño que querían que fuera su marido creció como agricultor y nunca recibió educación.

Para Madine, lo que sucede cuando te casas sigue siendo un misterio. Su madre nunca le explicó, por vergüenza, lo que se espera de una esposa: "Me casé a los doce años y nunca me dijeron lo que significaba estar casada", explica Fatime. "Este es el caso de muchas chicas aquí".

La nueva edad matrimonial de la niña fue establecida por su madre en 25 años y su esposo estuvo de acuerdo. Queda mucho tiempo por delante para seguir trabajando con Madine y su familia. Fatime ocasionalmente trabaja como sastra y dice que aprovecha cualquier oportunidad para compartir lo que aprendió en el grupo de cambio comunitario con sus clientes.

"Reproducimos lo que aprendemos y difundimos el conocimiento en nuestra comunidad", dice sonriendo. "He ganado muchos nuevos amigos, pero lo más importante, he ganado la batalla por mi hija", celebra.

El trabajo de World Vision se centra en buscar y abordar las causas fundamentales del matrimonio infantil y garantizar que todos los niños, especialmente las niñas, estén libres de esta práctica. Estos proyectos se fundamentan en actividades de empoderamiento de las niñas y las jóvenes y la asociación con un amplio espectro de otros sectores activistas para colaborar juntos en acciones preventivas en las comunidades.

https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20191011101455-1254359_640.jpg

https://img.europapress.es/fotoweb/fotonoticia_20191011101455-1254349_640.jpg

Contador