Publicado 04/03/2021 06:41CET

El enviado ante la ONU designado por la junta militar de Birmania dimite tras la destitución de su predecesor

Protestas contra el golpe de Estado en Birmania.
Protestas contra el golpe de Estado en Birmania. - Thuya Zaw/ZUMA Wire/dpa

MADRID, 4 Mar. (EUROPA PRESS) -

El embajador ante Naciones Unidas designado por la junta militar, Tin Maung Naing, ha renunciado a su cargo después de que el Ejército destituyera a su predecesor por "alta traición" al mostrar su rechazo al golpe militar que llevó a los militares al poder en el país el pasado 1 de febrero.

Al respecto, no obstante, el portavoz de Naciones Unidas, Stéphane Dujarric, ha asegurado que no tienen constancia de esta dimisión, solo tienen conocimiento de la información publicada en el Facebook de Tin Maung Naing, ya que "no hay comunicación oficial".

El martes, la ONU informó de la recepción de una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores de Birmania en la que señalaban que Tin Maung Naing había sido nombrado jefe interino de la misión permanente, según recoge The Irrawaddy.

No obstante, y a pesar de este nombramiento, el hasta ahora representante del país asiático ante la ONU, Kyaw Moe Tun, asegura que sigue siendo él el embajador ya que fue designado por el Gobierno democráticamente elegido.

Por otro lado, Dujarric también ha especificado que, en relación a la crisis en Birmania, el secretario general, António Guterres, "ha pasado bastante tiempo al teléfono hablando con miembros de la ASEAN (Asociación de Naciones del Sudeste Asiático)", incluido su actual presidente, que es Brunei.

En este sentido, desde el golpe "su atención se ha centrado realmente en tratar de unir a la comunidad internacional para que hable con una sola voz sobre esta cuestión y para anular, obviamente, las acciones de los militares y restaurar la democracia".

MÁS DE 50 MUERTOS Y CASI 1.500 DETENIDOS DESDE EL GOLPE

Tras la jornada más sangrienta desde el golpe militar en Birmania, que ha dejado 38 muertos a manos de las fuerzas de seguridad, según la ONU, la Asociación de Asistencia a los Presos Políticos (AAPP) del país ha detallado que ya son más de 50 víctimas mortales registradas en las protestas contra el Ejército.

Asimismo, la organización ha señalado que casi 1.500 personas han sido detenidas en el marco de las manifestaciones o como medidas represivas, de las cuales casi 1.200 siguen detenidas o tienen cargos pendientes.

Al menos 38 personas han muerto en Birmania este miércoles durante las protestas contra la junta militar, en el día con más víctimas desde que comenzaron las protestas contra el golpe de Estado del pasado 1 de febrero, ha denunciado Christine Schraner Burgener, la enviada especial del secretario general de Naciones Unidas, António Guterres.

Ante esta información, Estados Unidos se ha mostrado "consternado y repugnado al ver la horrible violencia perpetrada contra el pueblo de Birmania".

Así, el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, ha hecho un llamamiento a todos los países para "que hablen con una sola voz para condenar la violencia brutal del Ejército birmano contra su propio pueblo y para que promuevan la rendición de cuentas por las acciones del Ejército que han provocado la pérdida de vidas de tantas personas en Birmania".

Por otra parte, la ONG Human Rights Watch (HRW) ha instado a la junta militar a "ordenar a sus fuerzas de seguridad que pongan fin al uso excesivo y letal de la fuerza contra manifestantes mayoritariamente pacíficos".

Según el investigador de crisis y conflictos de la organización, Richard Weir, las fuerzas de seguridad birmanas parecen "decididas quebrar al movimiento antigolpe mediante la violencia gratuita y la pura brutalidad", mientras que también ha urgido a la rendición de cuentas en el país.

Para leer más