Publicado 23/02/2021 16:57CET

El enviado de la UE a Etiopía avisa de una posible crisis migratoria en Europa por el conflicto de Tigray

Archivo - Refugiados etíopes en Sudán tras huir del conflicto en Tigray
Archivo - Refugiados etíopes en Sudán tras huir del conflicto en Tigray - ACNUR/ARIANE MAXIANDEU - Archivo

BRUSELAS, 23 Feb. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Exteriores de Finlandia y enviado de la UE a Etiopía, Pekka Haavisto, ha advertido este martes de una nueva crisis migratoria en Europa derivada del conflicto en la región etíope de Tigray, por lo que ha defendido la actuación de la UE para resolver las causas de una crisis que tiene repercusiones en Etiopía, Eritrea y Sudán.

"Es obvio que si más gente huye a Sudán y ellos no pueden cuidar de todos los migrantes y acomodarlos, estaremos viendo el principio de una nueva potencial crisis migratoria", ha afirmado Haavisto en un encuentro con periodistas en Bruselas.

El titular de Exteriores finlandés, que realizó hace una semana un viaje a la zona a petición del Alto Representante para Política Exterior de la UE, Josep Borrell, ha señalado que la ofensiva de Adís Abeba en la región rebelde de Tigray ha abierto la "caja de pandora" con un conflicto que está "fuera de control".

"Probablemente los cálculos del Gobierno es que podían hacer una intervención rápida y sofocar la resistencia, ahora la operación dura más de tres meses y no vemos el final de esto", ha argumentado el ministro nórdico, si bien ha dicho que en su viaje ha percibido que no hay un relato claro de los acontecimientos en la propia Etiopía.

A la UE le preocupa en especial las consecuencias en el deterioro de los Derechos Humanos y la falta de acceso humanitario a determinadas zonas del conflicto. Por ello, Haavisto ha insistido que el Gobierno de Abiy Ahmed debe dejar espacio a los trabajadores humanitarios para poder entrar incluso a zonas controladas por milicias y grupos de la oposición. "Esa es la principal petición que le hacemos a Abiy", ha resumido.

MENSAJE FUERTE DE LA UE

El ministro finlandés presentó este lunes un informe ante el resto de ministros de la UE, a partir del cual los Veintisiete fijarán una posición común sobre la situación en el Cuerno de África.

Según ha adelantado, el bloque europeo mandará un "mensaje fuerte" a las autoridades etíopes para que respeten los Derechos Humanos y permitan el acceso humanitario, apuntando a que, en este punto, la crisis ha pasado ya a generar preocupación en toda la comunidad internacional.

"Siento que la presión no es solo de la UE, sino también lo hemos discutido con la Unión Africana y con Estados Unidos. Es un tema ya de toda la comunidad internacional y el puede ir ahora al Consejo de Derechos Humanos de Ginebra", ha indicado.

Si bien, Haavisto ha querido poner el foco en el papel "clave" que puede jugar la UE en la región, puesto que cuenta con "buenos contactos" con todos los actores implicados en la crisis. "Hay un lado diplomático, humanitario y de Derechos Humanos y hay que lidiar con todos estos temas", ha reflexionado.

A su juicio, Etiopía necesita iniciar un diálogo nacional para abordar la situación en la provincia rebelde y hacer frente a la dinámica de descontento y exclusión étnica que se vive en el país. "La UE debe estar lista para ayudar", ha sostenido.

De esta forma, ha defendido que la UE a nivel de los Veintisiete congelara el desembolso de fondos europeos en Etiopía, como reacción a la ofensiva militar en Tigray, pero, por su lado, algunos Estados miembros hayan mantenido los contactos y la ayuda humanitaria.

Contador

Para leer más