El equipo de la ONU llega a Hodeida (Yemen) para evaluar el alto el fuego

Convoy de la ONU en Hodeida
REUTERS / ABDULJABBAR ZEYAD
Actualizado 23/12/2018 18:08:44 CET

MADRID, 23 Dic. (EUROPA PRESS) -

La misión de observación de la ONU para el alto el fuego en la ciudad yemení de Hodeida está a punto de llegar a esta ciudad portuaria, esencial para el suministro de ayuda al resto del país, donde iniciará su evaluación del cese de las hostilidades, según la agencia de noticias de la insurgencia huthi, Saba.

El equipo liderado por el general neerlandés retirado Patrick Cammaert realizó previamente una escala en la capital del país, Saná, donde se reunió con representantes huthis, que controlan tanto la ciudad como el norte del país.

Ayer, los miembros de la delegación visitaron la localidad de Adén, en el sur de Yemen, donde se entrevistaron con los responsables del Gobierno yemení reconocido internacionalmente.

Esta visita tiene lugar después de que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobara el viernes por unanimidad el despliegue de una avanzadilla de la ONU en Yemen para evaluar de primera mano la situación en un país donde la guerra ha deteriorado una situación crítica hasta el punto de la catástrofe.

El Consejo de Seguridad también ha pedido al secretario general de la ONU, António Guterres, que a final de mes le presente una propuesta para desplegar una misión de observación más completa que contemple la gestión y la inspección de los puertos no solo de Hodeida, sino también de Salif y Ras Issa, así como una mayor presencia de la ONU en la región de Hodeida.

Esta resolución ha provocado un inusual enfrentamiento diplomático entre Reino Unido y Estados Unidos. Londres presentó el lunes un borrador y Washington respondió el martes con uno propio, en lugar de proponer las habituales enmiendas.

La versión estadounidense recogía el mismo lenguaje que la británica respecto a la tregua y al rol de la ONU, pero eliminaba la parte en la que Reino Unido se refería a la crisis humanitaria, que finalmente se ha mantenido instando a las partes a facilitar la entrada a Yemen de la ayuda exterior.

El consenso se ha logrado gracias a la cesión británica de quitar la parte en la que se señalaba "la necesidad de una investigación transparente y creíble sobre las supuestas violaciones del Derecho Internacional Humanitario" y de que los responsables rindan cuentas.

Estados Unidos también quería incluir una condena a Irán, aliado de los huthis, por violar el embargo de armas en Yemen, pero Rusia se ha opuesto, de acuerdo con fuentes diplomáticas. "Esperamos que las fechorías iraníes no destrocen la promesa de paz" en Yemen, ha dicho el coordinador político de la misión estadounidense en la ONU, Rodney Hunter.