Actualizado 30/05/2007 23:31 CET

España.- El Congreso aprueba una proposición no de ley que insta a Europa a asistir a la pacificación en África Central

MADRID, 30 May. (EUROPA PRESS) -

El Congreso aprobó hoy por unanimidad de todos los grupos una Proposición no de Ley de apoyo al proceso de diálogo Inter-Ruandés, orientada a un diálogo altamente inclusivo, la resolución pacífica del conflicto y la reconciliación de los pueblos, en la que se insta a las Instituciones europeas y españolas a cooperar y asistir técnica, política, jurídica y diplomáticamente con esta iniciativa como pieza clave para la pacificación global en la región de los Grades Lagos africanos

La proposición aprobada a instancia del Forum Internacional para la Verdad y la Justicia en el África de los Grandes Lagos contempla asimismo asegurar la integración de la perspectiva de género incorporando la participación de las mujeres y de sus organizaciones acreditadas en los procesos de construcción de la paz y la reconstrucción, así como en los procesos de adopción de decisiones correspondientes.

Se destaca en la proposición aprobada el contexto de violaciones de derechos humanos, crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad, genocidio, terrorismo y tortura cometidos especialmente en Rwanda y la República Democrática del Congo desde 1990 hasta la actualidad, que es precisamente el objeto de la querella y acción de justicia que está investigando la Audiencia Nacional (Juzgado de Instrucción número 4 / Juez Fernando Andreu ), a instancias también del Forum Internacional para la Verdad y la Justicia en el África de los Grandes Lagos.

Se explicitan las doce víctimas españolas en Ruanda y la República Democrática del Congo que dieron su vida por las gentes de Ruanda y el Congo, y que son objeto de investigación en dicha Audiencia Nacional. Asimismo se recoge la dinámica y las causas de este grave conflicto en África Central y muy en particular las causas profundas y más ocultas de este conflicto que no es otra que los importantes crímenes de pillaje de recursos naturales por parte de multinacionales mineras (norteamericanas, canadienses y europeas).

Por su parte, la proposición insta a animar a ruandeses y congoleños a trabajar sinérgicamente, junto a los facilitadores españoles, en un proceso de diálogo profundo y sincero que analice las raíces de la tragedia y en el que asuman garantías políticas democráticas de seguridad y respeto de los derechos fundamentales, de conformidad con los principios de un Estado de Derecho.

IMPORTANCIA DE LA JUSTICIA

Se destaca la importante conexión entre la acción de justicia y la acción en favor de la paz: no es posible un diálogo equitativo y franco si antes no se ha puesto freno a la impunidad de los crímenes internacionales más graves y, a su vez, la acción de justicia sin el diálogo abierto entre partes enfrentadas no sirve para transformar pacíficamente el conflicto y establecer bases de diálogo que permitan co-construir entre todas las partes el futuro de un estado de derecho equitativo que permita no solo la reconciliación sino la convivencia armónica entre generaciones presentes y futuras.

Se apoya explícitamente la iniciativa del Diálogo IntraRuandés iniciada por ruandeses desde el año 2003 y facilitada por el Forum Internacional para la Verdad y la Justicia en el África de los Grandes Lagos (y en particular por los españoles Juan Carrero, Jordi Palou e Irma Rognoni), con el fin de que dicho apoyo del Congreso español de fuerza a todas las partes para encontrar soluciones consensuadas viables y duraderas para Ruanda y África Central.

El Congreso manifiesta su apoyo explicito, no sólo a la iniciativa, sino también a los españoles facilitadotes referidos, con la guía de la necesaria asunción de garantías políticas, democráticas, de seguridad y respeto de los derechos fundamentales de conformidad de los principios de un estado de derecho. Se hace una especial referencia a la participación de las mujeres en dicha iniciativa de diálogo.

Por último se insta a las Instituciones Europeas, a sus estados miembros y a las autoridades españolas a cooperar con dicha iniciativa en todo lo necesario para llevarla a buen fin en beneficio de África Central y de todos nosotros.