España fue la entrada de más de la mitad de inmigrantes llegados en agosto a la UE por el Mediterráneo

Migrantes en aguas internacionales cercanas a la costa de Libia
REUTERS / DARRIN ZAMMIT LUPI - Archivo
Publicado 14/09/2018 13:17:50CET

BRUSELAS, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El número de inmigrantes que llegaron de manera irregular a las costas europeas por las diferentes rutas del Mediterráneo continúan bajando, según cifras ofrecidas por Frontex, si bien en el caso de España la cifra de llegadas en agosto se ha duplicado respecto al año anterior y representa ya más de la mitad del total de entradas a la UE ese mes por el Mediterráneo.

Así, cerca de 6.500 inmigrantes arribaron a las costas mediterráneas de España en agosto, más de la mitad de las 12.500 que en total fueron detectadas ese mes en las diferentes rutas abiertas a través del Mediterráneo, de acuerdo a las estadísticas publicadas por la Agencia europea de control de Fronteras (Frontex).

Marruecos, Guinea y Malí son los países de origen de la mayoría de los inmigrantes llegados de manera irregular a España este 2018, siendo los países subsaharianos el punto de partida de más de tres cuartos de todos los pasos detectados en la ruta del Mediterráneo occidental.

Frontex, además, señala que se están identificando por esta entrada la llegada de nacionales de algunos países que hasta ahora elegían Libia para dirigirse hacia la Unión Europea, lo que hace pensar que los flujos migratorios se están desplazando hacia la zona occidental.

En total, el número de entradas irregulares a la Unión Europea por el Mediterráneo cayó un 40 % con respecto al año anterior y se fijó en unas 86.500 llegadas tras los primeros ocho meses del año. Frontex achaca esta bajada a la significativa caída de la presión en el Mediterráneo central.

En el caso del Mediterráneo occidental, las llegadas en los primeros ocho meses del año sumaron 29.600, una cifra que también dobla la registrada en 2017.

Sin embargo, la ruta del Mediterráneo central por la que los inmigrantes tratan de entrar en la UE vía Italia cayó un 62 % este agosto con respecto al mismo mes del año anterior y se quedó en unas 1.500 llegadas.

En los primeros ocho meses de 2018, las llegadas por este camino sumaron 19.600, lo que supone una caída del 80 % con respecto al año anterior.