Actualizado 01/07/2007 22:04 CET

España/Nigeria.- Decenas de personas exigen en Madrid respuestas por la muerte de un inmigrante nigeriano deportado

MADRID, 1 Jul. (EUROPA PRESS) -

Varias decenas de personas se concentraron hoy frente al Ministerio del Interior para exigir justicia y respuestas en referencia al caso de Osamuyia Akpitaye, el joven nigeriano que murió el pasado día 9 de junio, supuestamente por asfixia, durante el vuelo de repatriación a su país de origen.

Entre gritos de los manifestantes, que clamaban por un 'Castigo a los culpables' y el 'No a las expulsiones', el hermano del fallecido, Chester Akpitaye, exigió "justicia" y una acción por parte del Gobierno, a quien acusó de no haber hecho "nada", ni siquiera "llamar" a la familia, que aseguró que está "destrozada".

En declaraciones a Europa Press Televisión, Akpitaye insistió en que a su "hermanito" lo "han matado" durante la repatriación. Además, indicó que "el cadáver sigue en Alicante", ciudad en la que aterrizó el avión tras su muerte, y confesó que desconoce lo que ocurrirá con él en el futuro, a pesar de que hace un mes de lo sucedido. De lo que no tenía duda es de que no será "enterrado aquí", en un "país que no le quiere".

Por su parte, el representante de la asociación de comunidades nigerianas en España, Joe Ilo, señaló que "la comunidad nigeriana en España está muy indignada por lo sucedido". "No estamos en contra de la deportación", pero el trato que reciben es "peor que a un animal", denunció.

Asimismo, la abogada de oficio de Osamuyia, Elena García Cazorla, definió el hecho como "muy grave" y aclaró que la concentración de hoy pretendía exigir "que se depuren responsabilidades" y que se "oiga" un caso del que nadie parece ocuparse y por cuya solución "nadie está haciendo nada".

En este sentido, una representante del Centro de Defensa y Estudio de los Derechos Humanos, Clara Redal detalló que desde su organización, convocante del acto, exigen al Gobierno "una política migratoria que respete los derechos de las personas, los derechos fundamentales y que evite el sufrimiento y la muerte".

Finalmente, Redal se mostró esperanzada de que este iniciativas logren que se ponga en marcha "una investigación clara, transparente y seria por el caso de Osamuyia".