Actualizado 23/06/2015 21:34

Estado Islámico llama a incrementar los ataques contra "cruzados, chiíes y apóstatas"

Estado Islámico
Foto: REUTERS

BEIRUT, 23 Jun. (Reuters/EP) -

El grupo terrorista Estado Islámico ha hecho este martes un llamamiento a sus seguidores para que incrementen los ataques durante el Ramadán contra cristianos, chiíes y suníes que luchan junto con la coalición liderada por Estados Unidos y que busca acabar con ellos.

El portavoz de Estado Islámico, Abú Muhamad al Adnani, ha celebrado en un mensaje de audio "la llegada del mes sagrado" y ha felicitado a los "musulmanes de todo el mundo", si bien en este grupo únicamente incluiría a los suníes que suscriben la línea radical y que deben estar ahora más abiertos a la "conquista" y el "martirio".

En este sentido, ha advertido de que el Ramadán debe ser un tiempo de "calamidad para los infieles (...) chiíes y musulmanes apóstatas" y ha llamado a más ataques en Irak, Siria y Libia. Asimismo, ha instado a los árabes en el Levante (región que comprende principalmente a Siria pero también Líbano y zonas de Egipto y Turquía, así como Israel) y en Arabia Saudí a levantarse contra sus "líderes tiranos".

Al Adnani ha subrayado que el grupo sigue siendo fuerte en las zonas bajo su control de Siria e Irak, independientemente de la ofensiva lanzada desde el aire por Estados Unidos y países aliados. "Seguiremos, si Dios quiere, nuestro camino y no nos preocupa cuántas naciones se alíen contra nosotros", ha advertido.

El mensaje --de 29 minutos de duración-- incluye también una alusión directa contra el presidente norteamericano, Barack Obama, y contra su "derrotado" Ejército: "Te prometemos un revés tras otro y una sorpresa tras otra".

ALIANZAS CON TRIBUS

Varias tribus suníes de la provincia iraquí de Anbar han jurado lealtad en las últimas semanas a Estado Islámico. Para Al Adnani, mensajes como estos demuestran que los gobiernos de Irak y Estados Unidos no han logrado sumar a estos grupos al proceso político.

Esta discriminación ha llevado a que "el pueblo suní este ahora junto a los yihadistas", según el portavoz de los terroristas. "Los enemigos se han quedado petrificados por los anuncios de lealtad a los muyahidines realizados diariamente por jefes de tribus", ha apostillado.

Según Al Adnani, el líder de Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi, quiere dar a los suníes que colaboran con la coalición norteamericana o con el Ejército iraquí una última oportunidad de arrepentirse.

"No hace falta decirlo, todos conocéis los secuestros, desapariciones y asesinatos de suníes que ocurren cada día en Bagdad", ha apuntado el portavoz. Para apoyar este llamamiento, ha denunciado también que "miles" de suníes están presos en las provincias del sur del país, de mayoría chií.

EMIRATO DEL CÁUCASO

Por otra parte, también ha aceptado el juramento de lealtad al líder de Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, por parte del Emirato del Cáucaso, el grupo que engloba a terroristas y yihadistas activos principalmente en Chechenia.

Según el experto en grupos yihadistas de Brookings Institute Charles Lister, Estado Islámico ha designado ya Abú Mohamed al Qadari como su responsable en la nueva provincia del 'califato', a la que se ha bautizado como 'wilaya' Kavkaz.