Estados Unidos.- Apple acuerda con la propietaria de los derechos de los Beatles quedarse con la marca 'Apple'

Actualizado 05/02/2007 20:31:05 CET

CUPERTINO (EE.UU.), 5 Feb. (EUROPA PRESS) -

La compañía informática Apple ha llegado a un acuerdo con la empresa que gestiona los derechos de las canciones de los Beatles, Apple Corps, por el cual se queda con la propiedad de la marca registrada 'Apple' y del logo de la manzana, según detalló hoy la empresa en un comunicado.

La empresa informática cederá parte de su licencia a la discográfica para que pueda continuar con el uso de Apple Corps. Los detalles del acuerdo alcanzado mantendrán su carácter confidencial.

El consejero delegado de Apple Inc, Seteve Jobs, declaró estar "dolido" por este enfrentamiento con los Beatles y señaló que con el acuerdo alcanzado "desaparecen los posibles desacuerdos en el futuro".

Por su parte, el manager de Apple Corps, Neil Aspinall, no quiso especificar la fecha en la que el catálogo de los Beatles estará disponible en el programa informático de compra de música propiedad de Apple, iTunes. Sin embargo, dejó entrever la posibilidad de incluirlo en el futuro.

Aspinall declaró en un comunicado que "los próximos años serán importantes para las dos empresas" y se esperan "años de colaboración pacífica entre ambos".

Este acuerdo sustituye al pacto alcanzado por las dos compañías en 1991, por el que la casa de los Beatles permitía a la empresa de Jobs utilizar el mismo nombre y logotipo, creado por ellos en 1968, bajo el compromiso de no entrar en el negocio musical con el lanzamiento de iTunes.

A cambio, Apple Corps recibió en concepto de compensación cerca de 23 millones de euros. Sin embargo, transcurrido el tiempo, Apple Computer comenzó a comercializar los productos directamente relacionados con la música: iTunes e iPod.

A raíz de esto, Apple Corp denunció en 2003 a Apple acusándola de violar el acuerdo firmado entre ambos por su comercialización de música a través de la herramienta informática iTunes. Un tribunal londinense dió la razón a Apple Computer el pasado mes de mayo. La discográfica recurrió la sentencia ante los juzgados británicos que no tendrán que pronunciarse después del acuerdo alcanzado.