La Eurocámara dice que la venta de armas a Riad viola las normas europeas y pide sanciones para países incumplidores

Fuerzas saudíes disparan contra posiciones Huthis
REUTERS
Publicado 14/11/2018 15:39:16CET

BRUSELAS, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Eurocámara ha denunciado que la venta de armas a Arabia Saudí y los otros miembros de la coalición que lidera Riad contra los huthis en Yemen viola las normas europeas y ha reclamado la introducción de un mecanismo para sancionar a los Estados miembro que incumplen la denominada Posición Común de 2008, que fija ocho criterios para autorizar la exportación de armas a terceros, en una resolución no vinculante aprobada por 427 votos, 150 en contra y 97 abstenciones.

Los eurodiputados han aceptado retirar del texto, a petición de la ponente, la eurodiputada comunista alemana Sabine Lösing, la felicitación a España que recogía inicialmente después de que el Gobierno de Pedro Sánchez haya mantenido la venta de bombas guiadas por láser a Riad para no perjudicar el contrato para la construcción de cinco corbetas para Arabia Saudí.

En el texto, el pleno de la Eurocámara deja claro que la venta de armas a Arabia Saudí y los otros miembros de la coalición en Yemen "no cumplen como mínimo el criterio dos" de la Posición Común que exige el respeto por parte del país de los Derechos Humanos y el Derecho Humanitario Internacional y han felicitado a Alemania y Países Bajos hayan "cambiado su práctica" para parar la venta de armas a Riad.

En cambio, "lamenta profundamente" que "otros" países "no parezcan tener en cuenta el comportamiento del país" ni "el uso final de las armas y la munición exportadas" y lamenta que se hayan concedido el 95% de las licencias de exportación de buques de guerra "que se utilizan para imponer el bloqueo naval a Yemen" y "la mayoría" de las licencias para aeronaves y bombas "que han sido utilizadas fundamentalmente para la campaña aérea", contribuyendo así al "deterioro" humanitario sobre el terreno y "a prolongar el sufrimiento de la población yemení".

"Esta disparidad de prácticas pueden comprometer todo el régimen europeo de control de armas", han alertado en el texto, en el que han vuelto a reclamar la imposición "urgente" de un embargo de armas a Arabia Saudí y extenderlo al resto de miembros de la coalición.

Los eurodiputados ven "necesario" poner en marcha "un mecanismo de sanciones a aquellos Estados miembros que no cumplan lo dispuesto en la Posición Común" tras denunciar que los países de la UE no aplican "sistemáticamente" los ocho criterios para autorizar la exportación de armas y el hecho de que equipos militares europeos están "llegando a destinos y destinatarios finales que no cumplen los criterios".

En todo caso, los eurodiputados piden "una aplicación uniforme" y "plena" de la Posición Común y "controles independientes" para reforzarla e incorporar "un principio de cautela" en la evaluación de riesgos para la concesión de licencias de exportación de armas, de manera que los países de la UE no solo evalúen si las armas pueden "utilizarse para la represión interna o para otros fines no deseados" sino también "los riesgos en función de la situación general del país de destino", teniendo en cuenta factores como la situación de democracia y del Estado de Derecho o el desarrollo socioeconómico del país.

También exigen que los países faciliten una información "cualitativamente y cuantitativamente mejor" de las armas exportadas para evaluar el riesgo y en particular información sobre usuarios finales que puedan ser preocupantes, los casos de desvíos o certificados de destinatarios final falsificados, así como información sobre empresas de transporte o intermediarios sospechosos y una lista de entidades y las personas condenadas por infringir la legislación relativa a la exportación de armas, de los casos de desvío y de las personas que se sepa o se sospeche que han participado en el comercio ilegal de armas.

Por último, piden a Reino Unido que se comprometa a "seguir vinculado" por la Posición Común y aplique sus criterios en el futuro a pesar de su salida de la Unión Europea.