Publicado 09/12/2021 14:31CET

El ex primer ministro de Malasia Najib Razak recurre nuevamente la condena en su contra a doce años de prisión

Archivo - Najib Razak, ex primer ministro de Malasia.
Archivo - Najib Razak, ex primer ministro de Malasia. - picture alliance / dpa - Archivo

MADRID, 9 Dic. (EUROPA PRESS) -

El ex primer ministro de Malasia Najib Razak ha vuelto a recurrir ante el Tribunal Supremo de Malasia la condena impuesta en su contra a doce años de prisión por corrupción después de que el Tribunal de Apelaciones confirmara la sentencia en su contra en relación con el escándalo en torno al fondo estatal de inversión 1MDB cuando estaba al frente del Ejecutivo.

El político malasio, que sostiene su inocencia, ha confirmado que ha presentado su apelación y ha manifestado que espera que "se haga finalmente justicia", tal y como ha indicado en comunicado difundido a través de su cuenta de Facebook.

El ex primer ministro fue hallado culpable en 2020 de siete cargos de corrupción, blanqueo de capitales y abuso de poder por la apropiación indebida de 42 millones de ringgits malasios (unos 9,2 millones de euros) del fondo estatal de inversión 1MDB.

Najib, de 68 años, aseguró que no era consciente de que esas sumas de dinero estaban siendo transferidas a sus cuentas bancarias y ha defendido en todo momento ser víctima de una estafa.

Sin embargo, el Tribunal de Apelaciones ha confirmado así su condena y una multa de 210 millones de ringgit (44,9 millones de euros) para el ex primer ministro, quien ha quedado en libertad bajo fianza a la espera de que se resuelva el último recurso presentado.

La corte ha manifestado que Najib "no puede ignorar que las transacciones se hicieron a sus cuentas bancarias para evitar así ser responsable ante la ley". En su veredicto, el tribunal ha indicado que el cliente de un banco "tiene que tener constancia por ley de los movimientos de sus cuentas".

Najib, que fue primer ministro entre 2009 y 2018, es el primer ex jefe de Gobierno de Malasia en hacer frente a un juicio. El caso arrancó en 2015 a raíz de una información del diario estadounidense 'The Wall Street Journal' según la cual se habían trasferido 681 millones de dólares a una cuenta personal del primer ministro.

Un año después, el Departamento de Justicia de Estados Unidos confirmó la transferencia y dijo que los fondos procedían del 1MDB. Además, indicó que un total de 4.500 millones de dólares fueron robados del fondo estatal.

Pese a los crecientes llamamientos para que dimitiera, Najib se aferró al cargo reprimiendo las discrepancias entre opositores y prensa. Sin embargo, la presión aumentó sobre él desde su derrota electoral en 2018 frente a su mentor político, Mahathir Mohamad.

Para leer más