24 de febrero de 2020
 

Exhumado el cuerpo del periodista asesinado bajo custiodia militar en Birmania

Actualizado 08/12/2014 0:37:57 CET

RANGÚN, 5 Nov. (Reuters/EP) -

Las autoridades birmanas han exhumado este miércoles el cuerpo de Par Gyi, el periodista asesinado bajo custodia militar. Un activista ha afirmado que el cadáver presentaba lo que parecían símbolos de tortura.

El 'freelance' fue detenido por el Ejército el pasado 30 de septiembre después de fotografiar los enfrentamientos entre los militares y los rebeldes del Ejército Benevolente Democrático Karen (DKBA). La Asociación de Asistencia a los Presos Políticos (AAPP) de Birmania ha afirmado que el periodista fue asesinado el 4 de octubre.

La AAPP ha rebatido un comunicado militar que afirma que Par Gyi fue asesinado cuando intentaba robar una pistola a un guardia para escapar de la prisión tras ser detenido por pertenecer a una organización rebelde de la minoría étnica Karen.

El presidente, Thein Sein, intercambió llamadas la semana pasada con grupos activistas y con el Gobierno de Estados Unidos y ha ordenado a la Comisión Naacional de los Derechos Humanos de Birmania abrir una investigación sobre la muerte de Par Gyi.

El defensor de los Derechos Humanos, Nay Myo Zin, ha afirmado que alrededor de 100 personas, incluidos militares y oficiales de Policía, vieron cómo el cuerpo era exhumado en el municipio de Kyaikmayaw, en el estado oriental de Mon, cerca de la frontera con Tailandia.

"No hemos visto ninguna herida de bala en la parte inferior del cuerpo, pero la cabeza estaba llena de marcas y heridas, y la mandíbula y los dientes estaban rotos", ha añadido, sugiriendo que las heridas parecían más fruto de la tortura que de un disparo recibido al intentar huir, como han dicho los militares.

"Un equipo médico ha sido asignado para realizar un análisis postmortem, y la comisión de investigación va a comenzar los interrogatorios. Preguntaremos a todo aquel que creamos que pueda tener alguna relación con el caso", ha dicho el miembro de la comisión que presenció la exhumación, Nyan Zaw. Se desconoce cuándo estarán disponibles los resultados de la autopsia postmortem.

FOCO INTERNACIONAL

El incidente llega en un momento muy sensible para Birmania, ya que el Gobierno se prepara para recibir al presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en una cumbre regional la próxima semana.

El Departamento de Estado de Estados Unidos ha pedido transparencia en la investigación de la muerte de Par Gyi, un activista demócrata que trabajó como guardaespaldas de la líder opositora, Aung San Suu Kyi.

En un encuentro con los periodistas este miércoles en la ciudad más grande de Birmania, Rangún, Suu Kyi ha dicho que mucha gente estará pendiente de si la investigación se lleva a cabo de acuerdo con la ley. "No sólo la gente de nuestro país, también en los países extranjeros, se mira con expectación cómo el Gobierno va a afrontar este caso", ha añadido.

Los militares alegan que Par Gyi actuaba como informador para la organización insurgente Klohtoobaw Karen pero su mujer, Than Dar, una importante activista, niega que su marido fuese miembro de ninguna organización militar. Ha dicho que sospecha que murió mientras era torturado, lo que llevó a los militares a enterrar el cádaver en secreto.

Varios grupos rebeldes han combatido al Gobierno de Birmania desde poco después que el país se independizara de Gran Bretaña en 1948. Aunque el Gobierno civil reformista ha alcanzado el alto el fuego con la mayoría de las facciones, los conflictos siguen apareciendo, minando el deseo del Gobierno de pactar una tregua global para el año que viene.

Para leer más