El exlíder de la OTAN reconoce que los aliados "de alguna manera" son parte de la guerra en Ucrania

Anders Fogh Rasmussen en la comisión de Defensa y Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo
Anders Fogh Rasmussen en la comisión de Defensa y Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo - PARLAMENTO EUROPEO/ERIC VIDAL
Publicado: martes, 31 enero 2023 17:48

Sigue en directo las últimas noticias sobre la guerra en Ucrania

Defiende un acuerdo de seguridad con Kiev que allane su futura adhesión a la OTAN

BRUSELAS, 31 Ene. (EUROPA PRESS) -

El ex secretario general de la OTAN Anders Rasmussen ha reconocido este martes que los miembros de la OTAN "de alguna manera" están implicados en la guerra de Ucrania, al enviar armamento militar a Kiev, aunque ha defendido que la OTAN como tal no es parte del conflicto y no enviará tropas al terreno.

"La OTAN no es parte de la guerra. Sobre si consideramos cada aliado de forma individual como parte de la guerra, en parte sí, no debemos ocultar esto", ha señalado Rasmussen en una intervención en la comisión de Defensa y Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo, para a renglón seguido apuntar que Ucrania tiene derecho a defenderse y a pedir ayuda a sus socios, por lo que la asistencia militar de los aliados se ajusta a Derecho Internacional según la Carta de Naciones Unidas.

"No deberíamos sorprendernos de que, más o menos, somos parte de esta guerra para defender Ucrania. Esto es perfectamente de acuerdo con el Derecho Internacional", ha remarcado frente a los eurodiputados.

Rasmussen ha recalcado que mientras en Europa se discute sobre la marcha de la guerra, en Ucrania se pierden vidas humanas por lo que ha defendido mandar todo el armamento que necesite Ucrania para librar la guerra contra Rusia. "Tenemos la responsabilidad de poner fin a la guerra y cuantas más armas y más pesadas y cuanto antes se envíen a Ucrania, antes podremos poner fin a esta guerra", ha defendido.

El también ex primer ministro danés ha lamentado que los debates sobre la ayuda militar entre aliados, incluyendo lo que excluyen suministrar a Kiev, ha dado margen de maniobra al presidente ruso, Vladimir Putin. No obstante, poco después ha descartado el uso de armas nucleares o la presencia de tropas de países de la OTAN sobre el terreno.

"Aparte de eso no creo que debamos excluir nada. Una paz con un dictador no llevará a paz sino a conflicto y guerra. Porque el apetito de un dictador no conoce fin", ha defendido frente a los eurodiputados.

ACUERDO DE SEGURIDAD CON UCRANIA

El ex jefe político de la OTAN ha defendido un acuerdo de seguridad para dar un "marco" para reconstruir y ayudar a Ucrania en su camino a la UE y la OTAN. "La adhesión llevará tiempo y este acuerdo consiste en mejorar su seguridad ahora y en el futuro", ha expuesto.

Para permitir que Ucrania sea capaz de defenderse de la amenaza rusa, los aliados deben ofrecer un compromiso "sostenible" y "de varias décadas", ha señalado, tras subrayar que el plan pasa por reforzar la capacidad del Ejército ucraniano, sostener los entrenamientos militares de tropas ucranianas y desarrollar la industria militar del país.

Según el político escandinavo, este pacto, que no busca sustituir la adhesión de Ucrania a la OTAN, evitaría la divisiones entre aliados cuando se debata su entada en el seno de la OTAN, entendiendo que ayudará su futuro ingreso. "De facto es una codificación de lo que ya hacemos pero con una orientación estratégica", ha señalado.

Pese a señalar su apuesta porque Ucrania acceda a la OTAN, Rasmussen ha admitido que ve "complicado" el ingreso inmediato pues las autoridades ucranianas podrían invocar el artículo 5 y pedir la asistencia militar de todos los aliados, empujando a la OTAN a una guerra directa contra Rusia. "Por eso pienso que es mejor introducir un pacto de seguridad y dar garantías a Ucrania como primer paso que puede allanar el camino a la adhesión a la OTAN", ha apostillado.

El ex premier danés ha defendido que la retirada de las tropas rusas del territorio ucraniano es una condición para sentarse a negociar con Moscú. "No creo que haya negociaciones que determinen el resultado de la guerra, serán las posiciones en el campo de batalla", ha opinado.

Más información