Actualizado 18/04/2010 18:41 CET

Experto afirma que no se puede hacer una estimación de cuándo va a terminar la erupción

MADRID, 18 Abr. (EUROPA PRESS) -

El profesor de investigación de Vulcanología del Instituto de Ciencias Naturales, Ramón Ortíz Ramis, explicó este domingo que no se puede hacer una estimación de cuándo va a terminar la erupción del volcán islandés Eyjafjallajökull, que comenzó en la madrugada del pasado miércoles.

En una entrevista a la 'Cadena Ser', recogida por Europa Press, comentó que como el volcán se encuentra en un glaciar es "muy difícil" trabajar en él y que el centro nórdico de Vulcanología, responsable del seguimiento de Eyjafjallajökull, no ha avanzado ningún comunicado al respecto.

"Depende de la meteorología, que es quien mueve con los vientos la nube volcánica. Si las condiciones son favorables, la nube podría dispersarse y se disminuiría su concentración y ya no habría ningún problema. Lo que sucede es que está atrapada en unas corrientes, está muy concentrada y no se puede pasar por ahí", aclaró.

En concreto, destacó que cuando empezó la erupción parecía un fenómeno "muy básico" y que no iba a generar gran cantidad de cenizas. En este sentido, apuntó que la nube volcánica se ha formado tras la interacción de las cenizas con el agua de los glaciares.

"Se ha producido una gran fragmentación del magma que ha dado origen a esa inyección grande de cenizas. No hay erupción pequeña, por pequeña que sea. Cosas de éstas en Estados Unidos han sucedido varias veces, no se trata de un hecho histórico y aviones con incidencias han tenido lugar miles de veces. La medida de cerrar el aeropuerto es la mejor que se puede tomar", concluyó Ortíz Ramis.

El Eyjafjallajokull es el sexto glaciar más grande de Islandia, y está situado 160 kilómetros al este de la capital, Reykjavik. Islandia es uno de los países con más actividad volcánica, con cerca de 200 volcanes posglaciales, con una erupción cada cinco años más o menos.