Exponen en Sarajevo una de las salas del TPI para la antigua Yugoslavia

Centro de Información del TPIY en Bosnia y Herzegovina en Sarajevo
REUTERS / DADO RUVIC
Publicado 10/12/2018 17:01:24CET

SARAJEVO, 10 Dic. (Reuters/EP) -

La Sala 2 del Tribunal Penal Internacional para la Antigua Yugoslavia (TPIY) ha sido trasladada hasta Sarajevo para una exposición que busca divulgar la importancia de esta corte. En esa sala, en esas mismas sillas y mesas se juzgó entre otros al general serbobosnio Dragomir Milosevic, responsable del asedio de Sarajevo, un acción militar que se cobró más de 11.000 vidas.

En la exposición del Centro de Información del TPIY en Bosnia y Herzegovina se incluyen además ordenadores desde los que se puede acceder a millones de documentos del tribunal y a miles de horas de vídeo del proceso que culminó con la condena a 29 años de prisión de Milosevic.

"El acceso a esta base de datos única es muy importante para confrontar la cultura de la negación de los crímenes", ha explicado Almir Alic, representante de Bosnia ante el Mecanismo Internacional Residual para Tribunales Penales, el organismo que sucedió al TPIY.

El TPIY cesó sus actividades en 2017 tras procesar a 161 sospechosos de delitos cometidos durante la guerra que supuso la desintegración de Yugoslavia en la década de 1990.

"Sarajevo es la primera ciudad después de Núremberg que cuenta con una sala de tribunal original de un tribunal penal internacional y (...) con la posibilidad de investigar sus funciones", ha explicado la directora del Centro de Información del TPIY en Bosnia y Herzegovina, Mila Eminovic. El objetivo es que haya centros similares en Serbia y Croacia.

El TPIY se creó en 1993, el primer intento serio de procesar a criminales de guerra desde los juicios de Núremberg posteriores a la Segunda Guerra Mundial. El objetivo era que la rendición de cuentas facilitar la reconciliación entre serbios, croatas y bosniacos, pero la dimisión sigue existiendo y se sigue reverenciando a los criminales de guerra como héroes.

Una estudiante de 22 años, Nejra Lilic, ha podido visitar el Centro de Información del TPIY en Bosnia y Herzegovina y se ha declarado emocionada por lo que ha podido ver. Lilic perdió a todos sus familiares masculinos en el genocidio de Srebrenica de 1995. "Los jóvenes no se interesan por el pasado porque lo asocian con el conflicto. Creen que evitando el pasado evitan el conflicto", ha argumentado.