El expresidente de Bolivia niega que su visita a Chile constituya una "provocación"

Publicado 07/02/2015 3:46:29CET

LA PAZ, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

El expresidente y portavoz de la demanda marítima boliviana, Carlos Mesa, ha negado este viernes que su anunciada visita a Chile sea una "provocación", sino que --según explica-- lo único que busca es aclarar los argumentos de Bolivia para presentar la demanda marítima ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya.

"El objetivo fundamental es que la opinión publica chilena tenga la oportunidad de conocer de primera mano la perspectiva boliviana y la lógica boliviana", ha dicho Mesa, en una entrevista con la cadena CNN Chile. Según explica el funcionario boliviano, se trata de una actividad similar a la que el Gobierno del país viene realizando en otras partes del mundo.

"Hay núcleos de ciudadanos chilenos que apoyan la causa boliviana y (la visita) será un gesto inevitable y necesario de afecto para con ellos reunirnos", ha añadido el expresidente boliviano, quien insiste en que simplemente busca abrir "espacios de debate" en torno a este conflicto territorial que mantienen ambas naciones.

El conflicto territorial entre ambos países se remonta a 1879, cuando Bolivia perdió su salida al Pacífico en la guerra que mantuvo con Chile, que culminó con el Tratado de Paz y Amistad de 1904, sobre el derecho de libre tránsito de mercancías bolivianas hacia y desde puertos en este océano.

LOS ARGUMENTOS DE CADA BANDO

Chile asegura que con el acuerdo de paz --que fue ratificado por ambos parlamentos 20 años después-- se establecen las fronteras, también las marítimas, de las naciones combatientes, por lo que no ha lugar a ninguna disputa territorial.

Bolivia, por su parte, argumenta que el acuerdo de paz es "injusto, incumplido e impuesto" y ha rechazado la intangibilidad de los tratados internacionales, recordando que Estados Unidos se avino a superar el firmado en 1903 con Panamá.

En un intento por destrabar el conflicto bilateral, el Gobierno de Morales y el de la también entonces presidenta chilena, Michelle Bachelet, firmaron en 2006 una agenda de 13 puntos para iniciar las negociaciones sobre la salida marítima para Bolivia.

No obstante, el diálogo nunca llegó a iniciarse, más allá de las reuniones de trabajo, por lo que finalmente el 24 de abril de 2013 el Gobierno boliviano presentó una demanda en la CIJ para exigir su salida al mar a Chile.

Para leer más