El expresidente de Interpol, investigado en China por sobornos

El ya expresidente de de Interpol Meng Hongwei
REUTERS / POOL NEW
Actualizado 08/10/2018 13:35:52 CET

PEKÍN, 8 Oct. (Reuters/EP) -

El ya expresidente de Interpol Meng Hongwei está siendo investigado en China, su país natal, por presuntos sobornos, según ha informado este lunes el Ministerio de Seguridad Público del gigante asiático en un comunicado.

"La investigación contra Meng Hongwei por aceptar y entregar sobornos y por presuntas violaciones de la ley es muy oportuna, absolutamente correcta y bastante inteligente", ha informado el Ministerio tras una reunión interna.

El domingo, el Partido Comunista chino confirmó que "Meng Hongwei, ex viceministro del Ministerio de Seguridad Pública, es sospechoso de violar la ley y actualmente se encuentra bajo la supervisión de la Comisión de Supervisión del Estado".

Horas más tarde, Interpol, que tiene su sede en la ciudad francesa de Lyon, informó de que Meng había dimitido como presidente del organismo policial, del que fue elegido presidente en noviembre de 2016.

Su esposa había dado la voz de alarma sobre su desaparición el viernes pasado, después de no haber tenido noticias suyas desde que volara a China el 29 de septiembre. Las autoridades francesas anunciaron la apertura de una investigación al respecto.

En su comunicado de este lunes, el Ministerio también ha dicho que investigará y castigará a quienes aceptaron sobornos junto a Meng. "La investigación de Meng Hongwei muestra plenamente que no haya privilegios ni excepciones ante la ley y que cualquiera que viole la ley debe ser severamente castigado", ha subrayado.

A los funcionarios "nunca se les debería permitir negociar términos y 'precios' con el Partido Comunista", ha afirmado el Ministerio. Bajo el mando del presidente Xi Jinping, China está inmersa en una campaña de represión contra la corrupción entre los funcionarios.

Por su parte, un portavoz del Ministerio de Exteriores francés se ha limitado a apuntar que el Gobierno galo "toma nota" de la dimisión de Meng y reitera su "pleno apoyo" a la organización internacional. París, sin embargo, ha evitado pronunciarse sobre "cuestiones relativas al procedimiento judicial" abierto en Lyon.