Fidel Castro defiende la destitución de Pérez Roque y Lage porque ambos tuvieron un "papel indigno"

Actualizado 03/03/2009 23:22:01 CET

LA HABANA, 3 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ex jefe de Estado cubano Fidel Castro defendió hoy los cambios en el Consejo de Ministros y justificó la destitución del ex titular de Asuntos Exteriores Felipe Pérez Roque y del ex secretario del Consejo de Ministros Carlos Lage Dávila porque ambos tuvieron un "papel indigno".

En su nueva entrega de 'Reflexiones del compañero Fidel', Castro aseguró que "el enemigo externo se llenó de ilusiones con ellos"; por tanto, "ninguno de los dos mencionados" por los medios de comunicación "como más afectados, pronunció una palabra para expresar inconformidad alguna".

"No era en absoluto ausencia de valor personal. La razón era otra. La miel del poder por el cual no conocieron sacrificio alguno, despertó en ellos ambiciones que los condujeron a un papel indigno", indicó.

Asimismo, aclaró que la gran reestructuración del Gabinete promovida por su hermano Raúl Castro, el presidente cubano, no son más que "cambios sanos" y aclaró que los nuevos ministros no son lo que la prensa ha querido ver como los "hombres de Raúl".

"Varias de ellas hablan o se hacen eco de rumores 'populares' sobre la sustitución de los 'hombres de Fidel' por los 'hombres de Raúl'", comentó al referirse a las noticias enviadas por "algunas agencias cablegráficas".

Castro afirmó que "la mayoría" de los ministros que ayer fueron apartados de sus cargos "nunca" los propuso él. "Casi sin excepción llegaron a sus cargos propuestos por otros compañeros de la dirección del Partido (Comunista de Cuba) o del Estado. No me dediqué nunca a ese oficio", explicó en el texto titulado 'Cambios sanos en el Consejo de Ministros'.

No obstante, admitió que las nuevas designaciones le fueron consultadas antes de que se anunciasen ayer los nombramientos, "a pesar de que ninguna norma obligaba a los que los propusieron a esa conducta, ya que renuncié hace rato a las prerrogativas del poder".

Castro dice que algunos miembros del Consejo de Estado le consultaron porque "actuaron sencillamente como revolucionarios auténticos que llevan en sí mismos la lealtad a los principios", y aseguró que "no se ha cometido injusticia alguna con determinados cuadros".

La decisión de deponer "al compañero" Roque despertó el pasado lunes una gran polémica, debido a que siempre se le reconoció por ser uno de los 'hombres fuertes' de Fidel Castro. Su cargo será ocupado ahora por el hasta ayer viceministro primero, Bruno Rodríguez Parrilla.

Otra de las destituciones más sonadas fue la de Lage Dávila, cuyo cargo pasará ahora a manos del actual jefe de la Secretaría del ministro de las Fuerzas Armadas, José Amado Ricardo Guerra.