Actualizado 17/01/2008 01:01 CET

Fidel Castro reconoce que aún está muy débil para hablar en público

LA HABANA, 17 Ene. (Reuters/EP) -

El jefe del Estado cubano, Fidel Castro, convaleciente de una intervención quirúrgica desde julio de 2006, reconoció ayer que no está aún en condiciones físicas para hablar en público.

Su comentario llega pocas horas después de que el presidente de Brasil, Luiz Inácio 'Lula' da Silva, se reuniera con él y dijera haberle encontrado con una "salud impecable", lúcido y listo para asumir un "papel político".

"No disfruto de la capacidad física necesaria para hablarles directamente a los vecinos del municipio donde me postularon para las elecciones del próximo domingo. Hago lo que puedo: escribo", dijo en un texto publicado por el diario oficial cubano 'Granma'.

Fidel Castro, de 81 años de edad transfirió la Presidencia a su hermano Raúl de forma provisional y desde entonces no ha sido visto en público más que en algunos vídeos o fotos como las del encuentro con el escritor colombiano Gabriel García Márquez, con el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, o como la visita que hoy le hizo el mandatario brasileño y cuyas instantáneas fueron divulgadas poco después en los medios de comunicación de la isla caribeña.

Ayer se emitió un video de dos minutos de duración en la televisión cubana que muestra a Fidel Castro más animado y en mejor estado físico que en anteriores ocasiones.

Se trata del primer vídeo desde el 14 de octubre el pasado año cuando se transmitieron imágenes que habían sido grabadas durante la visita del presidente Chávez.

El líder cubano parece aún delgado mientras conversa con Lula sentado y de pie. Castro fotografía a su visitante y posa para él en su chaqueta deportiva sobre un pijama oscuro. Según las imágenes, Castro despidió al presidente brasileño de pie, con un abrazo y un apretón de manos.

"Me he sentido muy bien", dijo al final de la entrevista en la que, según explicó Lula el martes, el líder cubano habló durante dos horas, mientras que él solo conversó 30 minutos.

Pese a su prolongada convalecencia, Castro fue postulado por la circunscripción de Santiago de Cuba para las elecciones parlamentarias que se celebrarán el próximo domingo.

Su segura elección el 20 de enero permitiría al Parlamento reelegirle como presidente del Consejo de Estado el próximo mes de marzo. Sin embargo, el pasado mes de diciembre indicó en una de sus habituales 'Reflexiones del Comandante Jefe' que publica la prensa cubana que no pretende "aferrarse" al poder ni tampoco obstruir el surgimiento de nuevos líderes.

En las 'Reflexiones' difundidas ayer, Castro dijo que no hablar en público era para él una "experiencia nueva".

"Lo bueno se espera, lo malo sorprende y desmoraliza. Estar preparado para lo peor es la única forma de prepararse para lo mejor", escribió en un texto donde critica, además, a su enemigo el presidente estadounidense, George W. Bush.