27 de febrero de 2020
 
Actualizado 03/10/2008 13:43:14 CET

Fidel critica que algunos miembros del Gobierno sueñen con "pajaritos volando" y demanda "rigurosa disciplina"

Reuters

LA HABANA, 3 Oct. (EUROPA PRESS) -

El ex presidente cubano Fidel Castro criticó hoy que algunos miembros del actual Gobierno, presidido por su hermano Raúl, sueñen con "satisfacer todas las solicitudes de pajaritos volando que la gente desea", y afirmó que "se necesita rigurosa disciplina" para hacer frente a las dificultades que vive la isla tras el paso de los huracanes Ike y Gustav.

En sus "Reflexiones" que publica en el diario oficial 'Granma', Castro manifiesta que "dentro del Estado se necesita rigurosa disciplina y un orden absolutamente racional de prioridades, sin temor alguno a establecer lo que debe o no hacerse, y partiendo siempre del principio de que nada es fácil y que sólo del trabajo con calidad e intensidad deben proceder honradamente los bienes materiales".

Para el ex mandatario, estos días no es necesario un "trabajo burocrático", sino "trabajo físico imprescindible e irrenunciable". En conclusión, "no ser sólo intelectual, sino también ser obrero, trabajar con las manos".

En cuanto al aumento de los precios de los combustibles, Castro opina que "frente a la demanda desmedida (...) por parte de los organismos del Estado, la respuesta ha sido categórica: reduzca las actividades que ha pensado o soñado".

Por otro lado, intenta tranquilizar a sus lectores asegurando que, "en circunstancias normales", el servicio eléctrico en Cuba "llega directamente al 98 por ciento de la población y se garantiza a los centros vitales en cualquier circunstancia a través de equipos electrógenos", por lo que asegura que "tan pronto se restablezcan las líneas de transmisión será de nuevo así".

Ante las dificultades que vive la isla después de los dos huracanes, Castro transmite a los cubanos en sus "Reflexiones" que en manos de todos los ciudadanos "está el ahorro del combustible que se consume cada día no solo en producir electricidad, sino en las actividades de la nación", como es la "industria, transporte, construcción, preparación de tierras, etcétera, etcétera".

Tras afirmar que siempre se consume "no pocas veces más allá de lo necesario", subraya que en Cuba existe el "agravante de habernos acostumbrado a recibir de la Revolución muchas cosas por las cuales no hemos luchado". "Nos olvidamos incluso no pocas veces de que los huracanes existen, a lo que se unen cambios de clima y otros fenómenos creados por la llamada civilización", añade.