Filipinas descarta equipar sus buques guardacostas con cañones de agua tras el incidente con China

Archivo - El presidente de Filipinas, Ferdinand Marcos Jr.
Archivo - El presidente de Filipinas, Ferdinand Marcos Jr. - AAPIMAGE / DPA - Archivo
Publicado: lunes, 6 mayo 2024 10:36

MADRID, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Filipinas, Ferdinand Marcos Jr., ha descartado este lunes equipar los buques de la Guardia Costera del país con cañones de agua, tal y como hace China, tras el incidente registrado la semana pasada, cuando Manila acusó a Pekín de dañar una de sus embarcaciones en el mar de China Meridional al hacer uso de estos métodos.

"No seguiremos a la Guardia Costera de China ni a los buques chinos por ese camino. No es misión de la Marina ni de nuestra Guardia Costera provocar tensiones o aumentar las existentes", ha aseverado el mandatario durante una rueda de prensa.

Así, ha manifestado que la misión de los guardacostas es "precisamente la contraria", la de "rebajar las tensiones" con el gigante asiático, tal y como ha recogido el portal de noticias filipino Rappler.

Marcos ha reafirmado que Filipinas seguirá defendiendo sus derechos y su soberanía por "todos los medios diplomáticos a su alcance" y ha descartado que exista intención alguna de "atacar a nadie con cañones de agua o acciones ofensivas similares".

China y Filipinas han protagonizado un aumento de la tensión a raíz de varios incidentes registrados durante el último año en las aguas en disputa del mar de China Meridional, especialmente en las inmediaciones del atolón Second Thomas y el bajo de Masinloc. Otros países como Brunéi, China, Malasia, Taiwán y Vietnam también reivindican la soberanía en algunas zonas de estas aguas en disputa.

El Tribunal Permanente de Arbitraje falló en 2016 a favor de Filipinas y rechazó las reivindicaciones de China sobre las aguas de la zona. Además, la corte determinó que Pekín se comportó de forma "ilegal" y que carece de "derechos históricos" a los que agarrarse para reclamar su soberanía, una postura que ha sido duramente rechazada por las autoridades del gigante asiático.

El Gobierno chino ha ofrecido a Filipinas la posibilidad de ignorar el fallo de la citada corte para realizar perforaciones conjuntas en la zona, mientras que Manila ha argumentado en varias ocasiones que ninguna de las islas o arrecifes de las islas Spratly, también en el mar de China Meridional, son lo suficientemente grandes como para garantizar una zona económica exclusiva (ZEE) de hasta 200 millas náuticas para China.

De esta forma, en el caso del citado banco de arena, Filipinas insiste en que está incluido dentro de la ZEE correspondiente a la isla filipina de Luzón y, por lo tanto, pertenece a Filipinas

Leer más acerca de: