Filipinas.- La Policía confirma que la explosión que causó ayer 9 muertos en Manila fue provocada por una bomba

Actualizado 20/10/2007 15:28:04 CET

MANILA, 20 Oct. (EP/AP) -

La Policía filipina confirmó hoy que la explosión que causó ayer nueve muertos y más de cien heridos en un centro comercial del distrito financiero de Manila, la capital filipina, fue provocada por una bomba fabricada con explosivos de gran calidad que podría haber sido colocada por terroristas.

El jefe de la Policía Nacional, Avelino Razon, afirmó que la causa fue "una bomba" pero que aún se está intentando determinar de qué tipo. También señaló que "lo más probable es que se trate de un atentado terrorista", aunque se desconoce qué grupo podría haberlo llevado a cabo.

Hace varios días, Razon ordenó establecer una "cobertura de máxima seguridad" en los potenciales objetivos terroristas del sur del país tras recibir una información de los servicios de inteligencia de la Policía que alertaba del riesgo de actos terroristas con bomba una vez finalizado el Ramadán, el mes sagrado del Islam.

La explosión, que ningún grupo ha reivindicado aún, afectó a al menos tres plantas del centro comercial 'Glorietta', el cual ya sufrió un atentado en 2000. La Cruz Roja aseguró que aún hay al menos una persona desaparecida, que podría estar bajo los escombros.

Tras el suceso, las autoridades decretaron el estado de máxima alerta y se procedió al despliegue de 2.000 agentes adicionales en las calles de Manila para "prevenir" un posible atentado terrorista.

La presidenta filipina, Gloria Macapagal Arroyo, ha ordenado a la Policía que "no deje una piedra sin mover" en la investigación de los hechos. La presidenta ha sido informada por la Policía de que se han detectado residuos del explosivo RDX en el lugar de la deflagración.

Macapagal Arroyo ha autorizado la entrega de una recompensa de dos millones de pesos --más de 31.000 euros-- para quien facilite algún dato sobre los autores del atentado. Por su parte, el concejal Jejomar Binay Jr. anunció otra recompensa ofrecida por el Ayuntamiento de Manila por valor de un millón de pesos --más de 15.000 euros-- siempre que la Policía califique el incidente de ataque terrorista.

Aunque no culpó de forma directa a la organización Abu Sayyaf, el consejero de Seguridad Nacional, Norberto Gonzales, afirmó que este grupo vinculado a Al Qaeda ha hecho varios llamamientos en Internet para lograr el apoyo internacional de grupos yihadistas.

Asimismo, alertó de que podrían estar planeando un atentado aún mayor que el registrado ayer, el cual sólo fue una "muestra". "Aunque la bomba de ayer era potente, es sólo una muestra" de lo que pueden llegar a hacer, sentenció.