Filipinas repudia la "intrusión imperdonable" de la ONU por denunciar la brutalidad de su operación antidroga

Publicado 08/06/2019 10:26:45CET
REUTERS / ROMEO RANOCO - Archivo

MADRID, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Filipinas ha condenado este sábado lo que describió como la "intrusión imperdonable" de un equipo de Derechos Humanos de Naciones Unidas que está investigando posibles crímenes de las fuerzas de seguridad del país en el marco de la brutal guerra contra las drogas emprendida por el presidente filipino, Rodrigo Duterte.

Este equipo instó este viernes el Consejo de Derechos Humanos de la ONU a que ponga en marcha una investigación independiente ante la crítica situación de las libertades en el país, escenario de "un número asombroso de asesinatos extrajudiciales y muertes de defensores de los Derechos Humanos" en el transcurso de la operación antidroga.

El Gobierno filipino estima que unos 5.100 "narcotraficantes" han muerto desde el inicio de las operaciones en verano de 2016. Sin embargo, los observadores internacionales, opositores y activistas humanitarios aseguran que la Policía se ha dedicado a realizar ejecuciones sistemáticas de narcotraficantes, adictos y civiles por igual, y que la cifra de muertos es sustancialmente más alta que la oficial.

En respuesta, el portavoz de la Presidencia filipina, Salvador Panelo, ha acusado a los once relatores especiales de la ONU de haber dado "un recital de falsedades partidistas, adulteradas con imputaciones maliciosas, que apesta a una intrusión imperdonable en la soberanía nacional", en declaraciones recogidas por el diario nacional 'Inquirer'.

Panelo redobló en un comunicado sus ataques contra estos "propagandistas extranjeros disfrazados de protectores de los Derechos Humanos, que han cometido una vergonzosa injerencia contra la soberanía nacional filipina".

Para leer más